facebook accitanosdelaestacion.es Anuncios GOOGLE patrocina © Accitanos de la Estación ® desde 2008 ...
Hola invitado Inicio Yo viví o trabajé en la Estación de Guadix Login 03/06/2020 08:41h
           

Ir a la página: [-10 -1] 1 - 2 - 3 ... - 14 - 15 - 16 [+1]

Ir Abajo
Bellos Recuerdos
  • Publicado: 19.07.2011, 18:12
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLVII


    NOTA- Después de tantos años que escribiese Carlos Asenjo este artículo, no deja de ser aún una realidad ese desplome de Europa. La prensa, hoy, trae este titular: La Unión europea se acerca al abismo. Y es que renegamos de nuestras raíces, y resulta cierto que, -Europa o es cristiana o no es-, y eso siempre es la muerte de una civilización. Es renegar de nuestra Historia que los pueblos dignos conservan como un -regazo materno-.
    En España ya vivimos los cristianos, en minorías, fustigados, burlados, y a veces perseguidos, dando toda facilidad a otras religiones para implantarlas como arma destructiva de la Cruz que hizo de Europa la civilización más importante y completa del mundo en arte, ciencia, literatura y la mayor defensora de los derechos humanos.

    Amanecer-Marzo-1960
    EL SACERDOTE, LA IGLESIA Y LA PLAZA

    C. Asenjo Sedano

    Si para los greco-latinos el ágora y el foro constituyeron los ejes de su actuación, histórica, para los europeos de cerca y de lejos del Mediterráneo lo ha sido la Iglesia Católica. Metafísica y físicamente. La Iglesia ha sido la encarnación y la figura de Europa cuando Europa era una comunidad de destino y de conciencia. Fue, entonces, cuando bajo muchas facetas la música del quehacer europeo era única. La gesta de Europa era un soberbio canto monódico. Cuando en realidad, un casi idioma, una filosofía, un arte y una fe la llevaban al Imperio. La Iglesia junto a la plaza, pero también sobre la plaza, era faro. Y abrigo y defensa. Y sobre todo símbolo y vehículo. El Sacerdote, fundamento de la Iglesia, brotaba de las piedras.
    Más que el Imperio,- güelfos y gibelinos-la plaza fue la enemiga secular de la Iglesia. La plaza fue envidiosa de la Iglesia, por razones éticas. También por motivos políticos. Si el medioevo señala, con el romántico y el gótico, la plenitud de la función del plasticismo de la Iglesia en el Imperio, el renacimiento llega a su cenit con la plaza. La plaza llega a la Historia cabalgando en las ancas de la ciudad, colocándose de contrabando. Europa se ha Naciones. Las Naciones ciudades. Las ciudades plazas... Europa - el mundo ya - se llena de plazas semejantes a una viruela disgregante. La plaza busca cobijo lejos de la Iglesia, para más desembarazadamente enseñar sus mármoles desnudos. El jardín surge en su tierra como símbolo de una vida. - y también de su muerte - constantemente renovada. La torre del campanario ni siquiera con su sombra puede abrigar a ese hijo pródigo que es la plaza. La Iglesia la hacen un anacronismo. El canto alegre y místico de las campanas es apagado por el rumor sensual de las fuentes. La plaza enemiga de la Iglesia, renacentista y rectangular, ahogada la geometría vertical de las torres y del amor. También la de la vocación del hombre. La plaza se hace un falso cielo con sus ángeles y sus dioses de mármol y de mitología. Toda la épica europea se troca en una sensual oda coral. El Imperio es ahogado por infinidad de imperios pequeños. Los hombres dejan de pedir caridad en la Iglesia para pedir justicia en la plaza saturada de leyes y de dioses paganos. La plaza lucha con la plaza. Y la lengua, el arte y la filosofía con los de enfrente. Las torres, ya no pintan el Imperio en el cielo. Descolgadas de las torres las ambiciones se engarzan en las flores. Es la hora de los enanos. Europa no puede usarse en presente. Europa no existe más allá de la geografía. La polifonía de los astros interesa más que Dios. El chisme de la plaza más que el diálogo de la torre. La plaza se hace déspota más que reina. El palacio tirano. El Sacerdote difícilmente surge no ya de la piedra sino del hombre. Erasmo, Descartes y Goéhte ponen música al éxodo del hijo pródigo. Rousseau, en la algarabía pronuncia la sentencia. La subsistencia de la Iglesia desde ahora es un milagro.
    Pero el hijo pródigo siempre vuelve. La plaza - degenerada ya en espacios abiertos - ha comenzado el retorno. La panacea de los racionalistas ha sido solo una caja de Pandora. La multiplicidad de plazas, esa viruela disgregante amenaza ya de muerte. La plaza con sus jardines y sus mármoles tiene ahora más de cemento que de otra cosa. La geometría horizontal ha dado la vuelta al mundo sin traernos nada nuevo. Otra vez hay que apuntar hacia arriba. Otra vez las torres han de diseñar el Imperio en el firmamento. De tanta plaza hay que hacer una Ciudad con su Iglesia. Una Europa de gigantes, en donde la linea vertical se prodigue, en donde la casa quede bajo el campanario. En donde la campana apague la fuente.
    Para este retorno de la plaza, de ese hijo pródigo, que ya se advierte en todas las rutas del mundo, es preciso que esté a punto la Iglesia, que el Padre esté en ella esperando. Si en este terrible retorno no hay quien abra la puerta todo se habrá perdido. He ahí porqué ahora más que nunca tenemos esa necesidad angustiosa del sacerdote - antes de que el tiempo muera en nuestros brazos-.
    Por eso hay que afanarse para que surjan, como los hijos de Abraham de las mismas piedras


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 19/07/2011 19:26h<!-- end editby -->
  • Publicado: 29.07.2011, 17:44
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLVIII

    Amanecer- Marzzo-1960

    EN TORNO AL PROBLEMA DE LA EDUCAIÓN INFANTIL

    Inadaptados a la familia y a la sociedad
    DELINCUENTES DE PANTALÓN CORTO.

    Por CABIOS

    El director de un reformatorio de los alrededores e París había concedido permiso a uno de sus jóvenes pensionarios para ir a pasar el domingo con su familia. Por la tarde ve llegar, con la consiguiente sorpresa, a los niños. Traigo a mi hermanito -dijo el mayor - Estará aquí mejor que en casa.
    Esta anécdota prueba que incumbe una tremenda misión al juez de niños, misión social y ante todo humana, de la que las audiencias de tribunal no pueden dar sino una imagen incompleta. El juez se encuentra que la ley le confía los adolescentes hasta su readaptación completa. No se trata ya de castigar, sino de escoger las mejores condiciones vitales que permitirán a jóvenes en rebelión contra su medio o contra la sociedad, el llegar a ser hombres adaptados a la vida, después del despertar de todas sus cualidades personales. Pero esta elección es grave, porque puede determinar a menudo toda una existencia., No puede hacerse sino después de profundas búsquedas y con tormentos de conciencia.
    En Francia, desde la orden del 2 de Febrero de 1945, los jóvenes que han cometido una infracción a las leyes penales, no sufren ya las penas clásicas sino e4n casos extremadamente raros. El Delito está considerado para ellos como jun síntoma de inadaptación a la vida social.
    Ya sea que los adolescentes de los que se ocupa el juez infantil haya cometido un delito o un crimen, ya sea que se trate de vagabundos o indisciplinados que han dado en sus padres motivos graves de descontento, todos presentan un carácter común: están a disgusto en su medio familiar o social. Esta inadaptación procede de múltiples factores de orden personal y exterior.
    Están ligados a la constitución del niño, a su tendencia de carácter, al ambiente en el cual evoluciona.
    Es posible a veces aislar la causa de la inadaptación, pero más a menudo los factores se entrecruzan unos con otros y se influyen mutuamente.
    Siendo la finalidad de la institución de juez infantil la de reintegrar al adolescente en su medio familiar y social, despertando al mismo tiempo su vocación y personalidad, importa, pues, que el juez sepa perfectamente quién es este adolescente, de conde viene, cual es su existencia y cómo puede ser salvado. Ahora bien, las cosas más sencillas son también las cosas más delicadas.
    He aquí a dos ladronzuelos pertenecientes a ambientes normales. Han sido cogidos en flagrante delito en un gran almacén. ¿Porqué robaban? Los sicólogos encuentran la verdad en el pliegue de su corazón. Uno lo hacía para afirmar su poder al ser menos fuerte menos hábil que sus camaradas, abandonado de ellos, había querido hacerse valer, caer en gracia distribuyendo regalos: un encendedor, una cartera, una pipa?
    El otro sufría por la preferencia que su madre mostraba por su hermano. Frustrado en su afección, había buscado en el robo una compensación.
    ¿Qué decisión tomar?-¿? -Hay que considerar que esos niños deben ser educados o sencillamente mejor vigilarlos-En semejantes casos una conversación con los padres, algunos consejos y una amonestación podrán ser a veces, los mejores remedios.

    En efecto el Juez Infantil cuida o debe cuidar de no romper el lazo familiar y dejar al niño crecer y educarse en su medio normal, si su familia es consciente de su deberes y si tiene las posibilidades materiales de educarle convenientemente.
    ---
    NOTA: en aquellos tiempos no había un entramado jurídico como el que conocemos hoy. Pero nuestro Amanecer recogía la noticia de lo que ya se hacía en Francia.
    Amanecer- Marzo.1960.


    LOS JOVENES RECLAMAN ATENCIÓN
    L. Gómez Amescua

    Iniciamos con este artículo una serie de temas relacionados con la juventud. La importancia de esta tarea es tan palpable que no precisa argumentación. Sin embargo hemos de señalar el error de muchos que miran a la juventud como una etapa de vida simplemente imperfecta. Y su opinión, por lo tanto no la sopesan como tal en la balanza social.
    Los jóvenes - dicen - son hombres inacabados, en período de formación, incapaces de aportar una positiva ayuda al progreso técnico y moral de la sociedad. Y, aunque algo hay de verdad en esta afirmación, la rechazaos rotundamente y la calificamos de miope, de simplista y de cómoda.
    La juventud, ciertamente, es una etapa de paso a la madurez. Su razón de ser es tan hermosa y precisa como la de la primavera: preparar la cosecha futura. Pero en eso pr3ecisamente radica su valor y su transcendencia. Así como a las hermosa de las estaciones se le dedica atención, cuidado y afecto, a la juventud hay que dedicarle estas mismas atenciones en un grado, naturalmente superior y racional.
    Los jóvenes, pues, están necesitados de que se les forme, se les predique, se les corrija. Esto es perfectamente lógico. Pero también loes razonable que los jóvenes intervengan en la vida pública, sean debidamente considerados, y sus iniciativas encuentren un a fervorosa acogida por parte de los mayores. Muchas de estas habrán de ser rechazadas como irrealizables, pero nunca despreciadas. Más aún, pienso que la opinión de un joven, merece, antes de descartarse, mayor atención y más inte4nso estudio que la de un hombre maduro. La razón en clara, y no necesita comentarios.
    Frente a todo lo afirmado, la postura de nuestra sociedad suele ser bastante diversa. A los jóvenes se les relega, se les coarta, se les censura y hasta se les desprecia. A veces por sistema. Otras veces por soberbia, porque nos fastidia que un imberbe tenga una magnífica idea que a nosotros no se nos ocurrió, o un estupendo proyecto que en nuestra mediana inteligencia no llegó a plasmarse. O nos moleta que un grupo de muchachos o una organización juvenil, arremeta con un problema que nosotros no supimos abordar o que nos hizo fracasar.
    Es preciso, por tanto, cambiar de proceder y adoptar ante los jóvenes una actitud más justa. Menos sermones y más ejemplo. Menos censura y más comprensión. Y sobre todo, más afecto, más atención, más seriedad. La juventud de hoy tiene algunos defectos, pero tienen muchas cualidades.
    De esto hablaremos en próximos artículos. Por hoy, basta.


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 29/07/2011 19:00h<!-- end editby -->
  • Publicado: 09.08.2011, 19:52
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513

    CLIX

    Amanecer- marzo. 1960


    PALABRAS UNIVERSALES
    Miguel Rodrigues Pastor

    Todos los pueblos han aportado palabras y frases universalizándolas en los otros diccionarios. Cada una de estas palabras y frases significaba, más que una cosa, una modalidad peculiar y extremadamente sutil - de donde su imposible traducción - de la manera de sentir, y entender, esto es, del modo del ser de tales pueblos. Por ellas -ignoro si sobre el particular se habrán hecho los pertinentes estudios - no sería imposible venir en conocimiento de su complejo sicológico, desvelado el misterio de su espíritu, en lo que tiene de exclusivo, y penetrando hasta su intimidad, por el esclarecedor resquicio semántico. Tal vez sean los ingleses los principales exportadores de productos filológicos en los últimos tiempos. En terminología deportiva, no cabe duda, se alzan con la exclusiva.

    Una de esas frases deportivas, transcienda a las otras relaciones humanas, sobre todo a las comerciales y políticas, explicaría la conquista, desarrollo y consolidación de su inmenso imperio, mejor que todos los libros de historia y filología en la historia que sobre la colosal empresa se han escrito.
    La cosa es natural. Para que crean en nuestras mentiras hemos de procurar que sean veraces nuestros interlocutores. Nadie más fácil de engañar que al que no sabe mentir. Inglaterra satisfizo su egoísmo isleño con la frase que mejor ocultaba su juego embrollado: El -fair play- fue su gran negocio.

    Los italianos han universalizado aquello de -faccia Tosta que no pasó en su original a nuestro diccionario por su facilísima y exacta versión a nuestro idioma. -Cara dura- no excluye ni el más pequeño matiz de la expresión italiana. Solo que aquí es, si no un insulto, al menos un reproche. Allí una alabanza. Teniendo en cuenta su origen, la frase en cuestión nos explicaría también la dificultad del italiano para las posturas inconmovibles así como su invencible inclinación a los acomodos oportunistas. Sus célebres saltos, en el terreno internacional y humano, dejarían de asombrarnos, y hasta de indignarnos, sabiendo que se trata del pueblo que exportó como regalo de su personalidad, la desvergüenza del -fucsia Tossa-.

    Los franceses han impuesto entre otras -Harrison-, -sálese- -sprit- con lo que le han hecho admitir al mundo su concepto de lo clásico, y ser ellos los que mejor consiguen interpretarlo, Perfumes, modas y cultura, indisolublemente unidos a sus vocablos universales, enseñorearán la tierra.

    Y los españoles ¿qué palabras han exportado por los meridianos del mundo?.... ¿Qué vocablos nuestros, rebosando los límites de nuestro idioma, por su carácter universal, han forzado su admisión y reclamado carta de ciudadanía en los demás lenguajes?... Me acuerdo de alguna. -Quijote-, -guerrilla-, -camarilla- y creo que otra es -siesta-. El contraste es morrocotudo, y cualquiera es el guapo que las explica desde el punto de vista de las extranjeras. Últimamente -alcazar- y -quintacolumna-. Estas palabras descubren el costado heroico de lo español. La cosa es tópica, pero irremediable. ¡Qué le vamos a hacer!.. Ellas explican perfectamente la Leyenda Negra. Están en pugna diametral con el -fair play-, con la -sagesse- y con -faccia tosta-. A las veces, y esto es lo peor, incitan al ejemplo. Lo que prueba su valor en situaciones extremas, sobre todo en un tiempo en que oficial y oficiosamente quedó prohibido el heroísmo. El clarín guerrero de la subversión de Argelia era español y se llamaba -alcazar-.

    ¡Quien sabe si algún día la Cristiandad entera sienta también vocación de ¡ alcazar !...


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 09/08/2011 21:10h<!-- end editby -->
  • Publicado: 18.08.2011, 13:04
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLX


    FALLA
    HIJO ADOPTIVO DE GUADIX


    Joaquín Valverde

    Don Rafael Carrasco preentó una moción al Ayuntamiento, que presidía D. Luis Ruiz Serrano, recabando el título de Hijo Adoptivo de la Ciudad para D. Manuel de Falla, autor del ballet "el Sombrero de tres picos", inspirado, según creencia en el inmortal cuento del mismo título de Alarcón, que noveló el romance popular con -una exposición y buscando el triunfo de la moral-.
    Así lo acordó la Permanente, ratificándolo el Pleno en sesión del 28 de Febrero de 1927, según consta en la primera página del número 166 del Semanario GUADIX-BAZA, cuyo texto, que no es precisamente un modelo de estilística, transcribimos:
    Por el Sr. Alcalde se manifestó que Guadix sentía necesidad de testimoniar su gratitud al músico ilustre que ha unido su nombre al del accitano glorioso Pedro Antonio de Alarcón. El genio los iguala ante la posteridad. El título de hijos de Guadix los hermanan ante el reconocimiento de la ciudad que sirvió de escenario a los personajes de la nunca bastante bien ponderada novela "El Sombrero de Tres Picos" que unió los nombres de Falla y Alarcón con el lazo indestructible del arte. El Ayuntamiento se siente orgulloso de la iniciativa de D. Rafael Carrasco y hace su yo, por unanimidad, el Acuerdo de la Comisión Permanente, que declaró Hijo Adoptivo a D. Manuel de Falla Matheu, a quien se le comunicará el acuerdo.
    Suponemos que efectivamente llegaría a él porque posteriormente tenemos noticias que se dirigió al Ayuntamiento interesándole la adquisición de una casa para venirse a vivir aquí. Pero pasó el tiempo y ni Falla volvió a Guadix, ni este al maestro, siquiera perpetuando su memoria en el nombre de una calle."
    Falla, como le ocurrió a Alarcón, tuvo una visón más amplia, de su "Corregidor y la Molinera" -estrenada en el Teatro Eslava de 1917 - y de aquellos números sueltos de la pantomima de Gregorio Martínez Sierra, compuso una espléndida suit que, bajo el título de "El Tricornio"- El Sombrero de Tres Picos- estrenó y presentó en Londres la noche del 22 de Julio de 1919 la compañía rusa de ballet de Sergio Daignileff, padre de la moderna coreografía.
    D. Manuel lo había conocido años atrás en París, siendo discípulo de Claudio Debussy. Al año siguiente se representó en París, obteniendo como en Londres, un singular éxito la primera partitura para ballet de un compositor español, nacido en Cádiz.
    Por esas fechas, Falla vivía en Madrid, pero como no podían soportar sus servicios los ruidos y el trafico se retiró a un apacible y tranquilo carmen granadino, donde compone, entre otros: -El Retablo de Maese Pedro-.
    Falla visita Guadix y, junto a la fuente de la Reja, contempla las ruinas de Molino de la "Señá Frasquita". En el ambiente flotan los espíritus de todos los personajes del "sombrero de Tres Picos". La Señá Francisquita danza. Y el Corregidor y sus amigos. De pronto suena la Farruca del Molinero y todo desaparece. Al desvanecerse la visión, Don Manuel cierra lo¡ oídos y sonríe.
    -¡ Cuidado con la Molinera !-
    -Azares de la vida - embarca para buenos Aires en 1939 han hecho que el hombre grande vare, allende los mares, en una casita pintoresca y aldeana llamada "espinillos"sita en la Serranía de de la Córdoba Argentina. Dijo Dan Manuel que él cedería mis derechos con la sola condición de que se me pasara un sueldecíto fijo, que me permitiera vivir tranquilo los dos años que calculo me faltaban para terminar al Atlántida.
    Aquel místico célibe, aquel asceta que se llama Manuel de Falla, consagró su vida a una labor que es gloria y prestigio de España. En la ciudad de Córdoba (argentina) lejos de su patria entregó su alma a Dios. Esta ciudad, a su Muerte, erigió el primer monumento del mundo a su memoria.-

    ---


    A UN INVÁLIDO

    Luis ( creo que Luis A. Sedano)



    Te vemos bajar de día
    Con ese andar inseguro.
    Te vemos subir de noche
    Bajo los luceros puros.

    Te vemos bambolear
    con paso incierto, inoportuno
    bajo el cielo que te observa
    y que alumbra tu infortunio.

    Te vemos limosnear
    con voz quebrada y ninguno
    deja llorar tu pena,
    de sufrir el nudo
    que van formando tus piernas
    con ese andar inseguro.

    ***

    Las estrellas cuchichean
    y en plazas de plenilunio
    van sal picando sus pasos
    rágafas de luz y humo.
    Y, hasta la luna lunera
    con tinte de blanco puro
    va blanqueando el camino
    que te impone tu condumio.
    Y mira con ojos tristes
    y gime como ninguno,
    al verte bajar las calles,
    con ese andar inseguro.

    ***

    Cielo de la Bovedilla.
    Rico de luceros brujos.
    Cielo de Guadix. De coplas.
    Cielo de Guadix, y cielo
    que irradia colores puros.
    Cielo de palmas. De coplas.

    De niebla, de Virgen. De humo.
    que exhalan los corazones
    de los hombres que inoportunos
    se van recogiendo tarde,
    y ante el marrón de sus muros
    van en flamenco llorando,
    con arte de buen moruno,
    al verte cruzar de noche
    con ese andar inseguro.



    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 18/08/2011 14:37h<!-- end editby -->
  • Publicado: 28.08.2011, 13:27
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLXI

    CON MOTIVO DEL ANIVERSARIO DEL MARTIRIO, EN ALMERÍA, DE D. MANUEL MEDINA OLMOS, OBIPO DE GUADIX, OCURRIDO EN ESTE DÍA 28 DE AGOSTO DE 1936, TRANSCRIBO EL ACTA DEL MISMO, CUYA FOTOCOPA ME HA SIDO ENVIADA POR NUESTRO AMIGO ROBERTO BALBOA.
    PROCUREMOS EVITAR ESTOS DESMANES DE ODIO NUEVAMENTE.
    DEJEMOS EL PASADO PARA LA HISTORIA, Y APRENDAMOS DE ELLA PARA NO DIVIDIR DE NUEVO NUESTRA NACIÓN EN LAS DOS ESPAÑAS IRRECONCILIABLES QUE SERÍA REPETIR CANALLESCAMENTE, TANTOS MALES PARA ESPAÑA.
    QUIENES ASI LO HICIESEN SOLO MERECEN NUESTRO DESPRECIO, (Y PERDÓN) COMO HA QUEDADO DE MANIFIESTO EN LAS JORNADAS MUNDIALES DE LA JUVENTUD.
    LOS JÓVENES CANTAN, RIEN Y REZAN PORQUE MIRAN AL FUTURO ARRAIGADOS EN LA PAZ DE JESUCRISTO, EL REDENTOR Y MAESTRO DE TODOS, NO DESTRUYAMOS MÁS GENERACIONES REMOVIENDO LAS POCILGAS DEL ODIO.
    ESPAÑA DESEA, NECESITA ESA PAZ PROFUNDA QUE NOS PIDE AMAR AÚN A NUESTROS ENEMIGOS.
    ÉL ASÍ LO HIZO, PERO INVITÁNDONOS A TODOS A SEGUIRLE.
    EL ODIO CONTRA DIOS ES LA FUENTE MÁS DAÑINA DE INSEGURIDAD FAMILIAR Y SOCIAL. ES SATÁNICO.
    BUSQUEMOS A DIOS CON TODOS NUESTROS DEFECTOS HUMANOS, QUE ODIARLE SOLO TRAE MALES SOBRE NOSOTROS MISMOS.
    ES COMO ESCUPIR PARA APAGAR LOS MILLONES DE SOLES QUE PUEBLAN EL ESPACIO EN SUS MILLONES DE GALAXIAS. Y ADEMÁS, ES QUE DIOS ESTÁ AÚN MAS ALLÁ DE TODA SU CREACIÓN.
    ¡¡¡?!!!
    ---
    Almería (Capital) Apartado nº 2 del cuestionario. Simple indicación de cómo fueron asesinados cada uno de los anteriores y breve reseña de aquellos casos en que se realizó martirio o malos tratos señalados sobre las víctimas.
    LICENCIADO DON ANTONIO MOLINA ALONSO, CANÓNIGO LECTORAL Y CANCILLERR SECRETARIO DEL OBISPADO DE ALMERÍA.
    C e r t i f i c o: que en relación con los datos que se piden en el apartado segundo del cuestionario, omitido por el Itmo. Sr. Fiscal instructor de la causa general de Almería y por lo que se refiere a los señores expresados al contestar al Apartado primero obran en las Oficinas de mi cargo, los antecedentes siguientes-------
    ?Muerte de los excelentísimos y reverendísimos Señores Obispos de Almería y Guadix, hay un membrete que dice: Obispado de Almería.- El Vicario General y Provisor, porque juntos padecieron y murieron, relatamos a la vez la muerte de los Reverendísimos Señores Obispos de Almería Don Diego Ventaja Milán y de Guadix Don Manuel Medina Olmos.- El 28 de Julio de 1936 arrojaron de su Palacio al de Almería unos milicianos enviados por el Comité revolucionario que empezó a actuar dictatorialmente en nuestra capital al ser sofocado el movimiento nacionalista. Fue a refugiarse en la casa que habitaba, en la cercana plaza de Careaga, el Vicario General, y allí a los pocos días vino a hacerle compañía el Señor Obispo de Guadix, al que trajeron unos milicianos desde la capital de su Diócesis. A ambos acompañaba el séquito de un familiar y un huésped, Sacerdotes del Ave María, de Granada.- Vigilados día y noche por milicianos, armados, con la hipócrita mascara de que era para defenderlos,- y así lo comunicaron a la prensa local- allí permanecieron hasta el 12 de Agosto, que fueron *trasladados al Convento de las adoratrices, convertido en prisión general.- Allí fueron ya maltratados de palabra y obra, poniendo de cabo de vara para que los rigiese el santo anciano-jesuita, P. Manuel Luque.- Llegó a tanto la osadía de los carceleros, que una de las veces un Sacerdote presenció el hecho de poner sobre el pecho del Sr. Obispo de Guadix la pistola, un miliciano conminándolo con matarlo si no blasfemaba. Los despojaron de todas las insignias episcopales, tratándoles soezmente y no permitiendo a los otros presos que les dieran muestra de veneración y respeto.- ya arrojada la máscara de protección, y francamente presos y encarcelados, uno de los días de su estancia en el convento, fueron llevados con sus acompañantes, familiares y huéspedes, a la comisaría de Policía, atravesando en pelotón por medio de las calles más principales de la población a pie y cortejados de milicianos, esbirros armados que iban apuntándoles con los fusiles, como si temieran pudieran escapárseles, y en realidad, para hacerlos objetos de irrisión y mofa, con el escarnio consiguiente a la alta dignidad y jerarquía de tan venerables personas.- El día 26 del mismo mes de agosto fueron trasladados todos a un barco destinado a cargamento de mineral, surto en el puerto, y que estaba sirviendo de prisión para innumerables presos, que, después de padecer horrorosos sufrimientos de sed , asfixia por el polvo del mineral y calores sofocantes e inmundicias por tenerlos hospedadazos en las bodegas, eran llevados a la muerte. Allí padecieron la afrenta de despojarlos de la sotana, obligarles a trabajos forzados y humillantes, sin permitir que los presos compañeros, les relevaran de los servicios, sufriendo alguna vez desmayo por su debilidad el Sr. Obispo de Guadix, anciano ya de setenta y un años y aquejado de padecimiento crónico. Al ver que no podían con trabajos rudos y fuertes por sus escasas fuerzas -siempre dignos y valientes espiritual y moralmente- los colocaron sobre cubierta para que recibieran las cestas de comida que traían a los presos del barco sus familiares, con escarnio y befa de la chusma, principalmente mujeril, que acudían de los barcos de la ciudad, para presenciar el espectáculo de dos venerables Obispos que con solo el indumento de pantalón y camisa ejercían tan humillantes menesteres.- Otro de los días, el veintiocho, fueron llevados al Acorazado Jaime, cercano del barco de su prisión, y allí fueron obligados a servir la mesa a la marinería, grosera y cruel, autora de múltiples asesinatos y robos en la ciudad, y como era natural en horda semejante, fueron insultados, befados y maltratados. Parece que en todas estas estaciones y mudanzas se renovaban escarnios de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, y ellos, los señores Obispos se comportaron con verdadera edificación, serenos y fuertes, y reflejando en sus rostros y ademanes la dulce paz de las almas escogidas, destinadas a recibir la palma del martirio. Y llegó la muerte, tras de tanto padecer y sufrir. En la noche del 28 de agosto fueron sacados del barco en compañía de otros señores sacerdotes y presos seglares, estos de humilde condición social, para darles el "paseo", frase con que borraban todo el horror de tantos asesinatos de personas inocentes. Los llevaron al kilómetro que en la carretera que va a Motril y Málaga está marcado con el número 93 en el poste; allí los bajaron del automóvil que los conducía y a pie, pasando por el vecino cortijo del Chisme, los internaron por un barranco pequeño, llamado también de los chismes, en terreno y jurisdicción municipal de Vicar, y como a unos cien pasos de la carretera del circuito, en el borde del barranco, de poca altura, los asesinaron, arrojándolos a la falda, allí los quemaron, rociándolos previamente con gasolina, y una vez consumidas las ropas y carnes y calcinados los huesos, los enterraron a todos, unos diecisiete, en una fosa común, mejor dicho, estuvieron los restos calcinados e insepultos unos días hasta que piadosas manos de vecinos de aquellos parajes vinieron y los enterraron.- centan todos contentos - que antes de darles muerte, el Señor Obispo de Almería dirigió sentidas palabras de perdón e exhortación al arrepentimiento y el que fuera él la última víctima sacrificada a los milicianos que iban a ser los verdugos y que estos le escucharon con atención e interés. Hechas recientes excavaciones en las fosas en presencia del Sr. Vicario General han aparecido un montón de huesos calcinados, siendo de todo punto imposible la identificación de los cadáveres allí inhumados, y rota toda esperanza que se alimentaba el de encontrar el del Sr. Obispo de Almería, de quien se afirmaba que, a pesar de ser rociado con gasolina repetidas veces o intentar ponerle fuego, no ardía,- Gloria et honor coronanti eos, nomine. Almería 25 de agosto 1950. El Vicario General.- Don Rafael Ortega.- rubricado.

    (El documento prosigue con el de otros, canónigos y sacerdotes etc.)



    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 28/08/2011 14:41h<!-- end editby -->
  • Publicado: 05.09.2011, 23:23
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLXII

    Amanecer- Marzo-1960

    GUIA DE GUADIX

    J. Asenjo Sedano

    ANTES DEL VIAJE
    Quedan todos invitados. Salida, 8 de la tarde de un día cualquiera. Deseo: Hacer poesía de esta ciudad nuestra.
    ESE DÍA
    Alguien mira su reloj. El cielo ha trazado una raya gigante, la Ciudad pone en el aire miles de brazos. Antenas, palos, cruces, veletas torres. Alguien dice: las ocho.
    LA CIUDAD
    Un tintero grana se ha volcado lejos.
    Los montes chorrean sangre rosa. Arriba, el cielo verde, azul, prusia. De cenofán de nubes.
    Vemos la ciudad. La Catedral, las otras torres, Las casas los cerros, las ventanas, las luces moribundas. Ladra un perro. Un gallo que no duerme. Otro perro y miles más. Quizás millones. Miramos la luna soltando pepitas blancas por el cielo. Alguien pone las manos. (¿Pensará sembrar luceros en su huerto?). Este es un viaje romántico. Suena una rama de chopo y un pájaro verde abre sus alas negras. La Ciudad calla, casi muerta. Pero respira. Ahora, alguien sueña, alguien reza, alguien muere-
    OTRA VEZ LA CIUDAD
    Se oye una campana. Un barco se pode en marcha, ¿Un barco? En la niebla, luces opacas dicen adiós con las manos. Una Iglesia con alma respira casi. San Miguel -viejo-.
    LA CIUDAD DESDE ARRIBA
    Da vértigo desde arriba. Alguien ha ido pegando una casa con otra. Ríos de piedra. Laguna resbala a veces. Una plaza melancólica. Los tejados parecen un mar. Las torres navegan por allí, con velas de trapos blancos. Con el viento la escuadra se arremolina. Hay mancos de Lepanto. Todo el mar se hace batalla.
    LA CIUDAD DE FRENTE
    Todo es negro. En la punta un ojo. Abajo todos son marineros. Arriba el faro.
    LA CIUDAD BAJANDO DE LA ERMITA
    Como otro mundo.
    OTRA VEZ LA CIUDAD, LEJOS
    Pero queda cerca. La vemos ya dentro. Estamos lejos. ¿Dónde? Ponemos el corazón. Calles, calles, calles... La Carrera, San Marcos, Ciprés, Larga, Nueva, Pósito. Carretera, San Miguel, Gloria,-calles, calles, calles- La Ciudad lejos. Dentro. Lejana y cerca. Cerca siempre.
    ----------------

    ENSAYOS LITERARIOS
    (Oportunidades a los jóvenes)

    LA VIDA COMO ESCUELA.

    Perez Pujada

    I).-Es un curioso caso: Yo que por esencia soy un introvertido, quiero aprisionar al mundo, y tengo por norma llenarme de la vida, en el mejor sentido, claro. Será porque he leído a Unamuno -que uno se estudia por reflexión-, quiero decir, mirándose en las cosas. Mirándose en las cosas se estudia uno, se recrea, y mirando a la luz potentísima, la Divinidad, perfecciona su recreación, cuando nuestra voluntad y la de Dios son una.
    Y yo me digo: los hombres medianos reflexionan, se empeñan en reflexionar, y encuentran pocas verdades, y verdades pequeñitas, como las últimas ramitas que nacen del recio tronco de la verdad. Coleccionan sus verdades; las clasifican, las envuelven como pueden, las visten de bonitas, y luego las publican en un grueso volumen. Consideran que son verdades sutilísimas las suyas, y ellos unos verdaderos genios, puesto que con su aguda mirada las han descubierto.
    Llega el genio de verdad, el hombre grande, comienza de parvulillo a redescubrir y gustar para sí pequeñitas verdades; como un buen tejedor las va tejiendo; se construye un sistema que yo prefiero abierto. Pasa el tiempo. En vez de sujetarse a su sistema, lo domina, lo ensancha, lo engrandece, lo transforma de manera que ya parece diferente, sólo que es mejor. Con su mirada aguda, de águila, va descubriendo el hilo grueso, la gran idea, la idea, que abarca muchísimas ideas pequeñas, como la rama grande abarca muchísimas ramillas. Luego otras, varias ideas, pocas, pero grandes y con gran sencillez del mundo.
    ----
    REDESCUBRIR
    II).- Es curioso, más bien maravilloso, algo que he dicho anteriormente y como es natural copiado de otro: ¡Redescubrir! Unamuno, para no citar más que dos o tres autores, dice que las cosas tienen un -dentro-. Las ideas son como bloques, macizos, ingentes, que guardan con purísimo recato su ciencia. Dios se esconde, es el Oculto, y las cosas, que son obra suya, también lo son. Y para llegar a esas ideas, a penetrar en su esencia, hay que rumorear constante alrededor de ella, para que al fín se nos rinda amorosamente. La idea es recatada y es Humilde. Con humildad hay que descubrirla, sino, se rebela contra nosotros, y sirve para nuestro mal, más bien que para provecho propio. Jesús dice: Amad a vuestros enemigos. Y un soberbio contesta en un lugar del que no quiero acordarme y que por el bulgarísimo motivo de hacer reír, que de los amigos no dice nada por no pedir imposibles. El pobre hombre, el gran hombre, se quedaría tan orondo de la profundidad de su ingenio. Las ideas se visten de estopa, y nosotros nos quedamos con el vestido, lamentable error.
    Creo que Renán, o e todo caso un racionalista, dice que por mucho que lo ha intentado, ha penetrado en las palabras de Jesús, cuando dice: Amaos los unos a los otros.
    Pues bien, este redescubrir, es penetrar amorosamente, con humildad en la esencia, el dentro de la idea. Pero ¡oh misterio! , esta idea tiene un dentro, dentro de nosotros. Es nuestra, y al redescubrirla nos ahondamos en nosotros mismos. Y cuanto más grande es la idea, cuanto más pura es la esencia, cuando nuestro pala dar espiritual es más fino para saborearla, más nos calla y ahonda, y más nos envuelve en almíbares y dulzores.
    ¡Ahondar en nosotros mismos! ¡Redescubrir para nosotros mismos las ideas! Ideas que tenemos ya hechas, dadas, pero que a nosotros nos toca poseerlas, para penetrarnos. Ahondar es sinónimo de elevar. Al ahondarnos y penetrarnos nos elevan hacia la idea pura y sencilla que todo lo abarca según la grandiosa concepción de Santo Tomás, Dios. El Ser Oculto quiere que hagamos estos descubrimientos parciales, antes de ofrecerse a nosotros. Quiere prepararnos el camino.


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 06/09/2011 00:40h<!-- end editby -->
  • Publicado: 17.09.2011, 17:45
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLXIII

    Amanecer- abril-1960

    EDITOTIAL

    GUADIX SABRÁ CONSERVAR EL NOVICIADO DE LOS HERMANOS FOSSORES
    Un solo acontecimiento de meridiana trascendencia puede hacer el nombre de un pueblo inmortal.
    Guadix, lo hemos repetido siempre, es ya una ciudad histórica. Pero cada pueblo debe no cerrar sus fronteras sino abrir con ansias de gloria los horizontes de su grandeza.
    Hace unos años dos visitantes extraños nos brindaron uno de esos hechos históricos de trascendencia universal, y solo en seis, el nombre de Guadix ha recorrido en las ondas sonoras y en la prensa de más gala, su existencia como cuna de una gigantesca obra con aires a lo San Juan de Dios.
    Para la Pía Unión de Hermanos Fossores tiene una casa más: Jerez de la Frontera y más de cincuenta solicitudes en capitales y ciudades importantes de España.
    Jerez acaba de levantarle su Monasterio con el mayor cariño y solo llevan allí unos meses, mientras en Guadix viven en una cueva y esta no es de su propiedad.
    Necesitan un Noviciado y corresponde a Guadix. Más?
    Las vocaciones son tan numerosas que ya no tienen celdas suficientes y hay que retrasar las solicitudes de ingreso del momento.
    Una Ciudad ya ha ofrecido una finca para que construyan su Noviciado, ¿les daremos aquí al menos, unas celdas de cueva o casa vieja donde puedan albergarse estos hombres de vocación tan heroica y que tan caritativa obra están realizando?
    He aquí una situación que debemos resolver con urgencia. La Casa Madre de esta Institución es Guadix, Les proporcionaremos lo más imprescindible para no perder esta gloria de nuestra Ciudad?
    Pasados unos años los Hermanos Fossores estarán en los principales Cementerios de España, y del extranjero, y Guadix nos ha brindado la oportunidad de ser el centro de tan bella Institución. ¿Sabemos y querremos aprovecharla?
    De muchas Naciones se han recibido donativos y cartas de acogida simpática de la labor abnegada de de nuestros Hermanos Fossores: de América del Norte y del Sur, Francia, Inglaterra, Italia?.. El nombre de Guadix encierra una gran noticia periodística.
    En el Cine y la Televisión ya han entrado como hecho nacional y aún de otras naciones.
    Visitantes de todas las clases sociales y en su mayoría extranjeros, se han acercado a Guadix en busca de estos hombres que han sembrado la paz y la alegría junto a la idea tétrica y penosa de la muerte.
    Guadix, ¿Sabrá conservar el regalo de grandeza que por providencia de Dios nos han brindado?



    CARTAS DE FRAY BERNARDO
    En nuestro nombre, en nombre de Guadix y de España, un sañudo para América, y más en particular, para New México.

    Mrs. Ruby Cross
    2.0East Deming
    Roswell New México
    Noviembre 12.

    Queridos Frailes Hilarón y Bernardo: Yo soy protestante y metodista, y sin embargo quisiera decirles que he leído su Obra cristiana en el número de Time 2 noviembre de 1953.
    Pienso que ningún servicio daría al hombre más consuelo que por el medio que Ustedes lo hacen, recibiendo, rezando y cuidando por los difuntos en España; ello es un gran consuelo sobre todo en los Cementerios donde reposan los difunto0s queridos.

    Sus votos de castidad, pobreza y obediencia, y su abstinencia de fumar, de beber vino y de comer carne y sus obras de consuelo para aquellos en el dolor, me parece la mejor de las cuantas he conocido entre católicos romanos o protestantes; quisiera saber por qué se abstienen Vdes. de comer carne, yo no conozco nada en la Biblia que nos enseñe que no debiéramos comer carne, aunque me parece equivocado tomar la vida de los animales como alimento si ello no es necesario para la conservación de la vida humana. Creo que en tiempos venideros dejaremos de comer carne.
    Les incluyo 5 dólares para que los emplee como Vd. quiera.
    Rezaré por Vdes. Y con la esperanza de que su Orden será aprobada por el Obispo y en Roma.


    Guadix 24 de novbre de 1953.
    Los Hermanos Fossores
    Muy estimada en Cristo y María: Con gran satisfacción leemos su carta; y sus letras son para nosotros el elogio más elocuente de todos los que hasta ahora ha recibido nuestra Obra. Muchas gracias ante todo por su rasgo de generosidad al enviarnos 5 dólares desde su Continente América, unido tan estrechamente a España por lazos inquebrantables de amistad.
    Como católico, sentimos en el alma ese fuego que Cristo vino a prender en la tierra, el fuego de su amor, y porque este amor universal reine en todas las almas, hemos emprendido esta Obra de amor, de sacrificio y de misericordia para con todos, y más en particular para con los Difuntos, tan solos siempre y abandonados de todos.
    El cuerpo del hombre es la más grande creación de Dios, hecho expresamente a su imagen y semejanza, como nos costa por el Génesis. ¿Hemos de abandonar un a obra tan maravillosa, cuando tenemos la certeza, que esos mismos cuerpos que fueron tempos vivos de Dios y moradas del Espíritu Santo, han de resucitar al fin de los tiempos, a vida feliz, inmortal y eterna?

    Nos dice Vd. en sus primeras líneas que es protestante y metodista. Aunque sea Vd. protestante, metodista o adventista, baptista o anabaptista, aunque sea lo que quiera, por encima de todo eso, católicos o protestantes, somos todos hijos de Dios, muy queridos de su corazón divino, hermanos de los Ángeles y de los Santos y herederos del Reino de los cielos, que nuestro buen Dios nos dará si queremos alcanzarlo. ¿Sigue Vd. esa secta porque cree encontrar en sus dogmas, en su culto y en su moral la verdad que le llevará a encontrar la felicidad de su destino eterno?...Vd. sabe muy bien que la verdad no puede ser más que una, como dioses no puede haber más que uno, el Único verdadero. A buscar esa verdad única y a amar a ese Dios verdadero, hemos de encaminar todos nuestros esfuerzos. Nosotros amemos a todos los hombres, sean españoles o extranjeros, sean blancos a sean negros, sean católico o ateos, porque consideramos que todos tienen un alma inmortal, hermosísima en estado de gracia, a cuyos resplandores si no fuera posible contemplar en esta vida mortal, palidecerían los rayos del sol.

    Pregunta Vd. por qué no comemos carne, si la Biblia nada dice sobre esto. Nos gusta su pregunta y vamos a contestarla sencillamente. Porque se puede pasar la vida sin comerla, como se puede vivir sin fumar ni beber vino. La Biblia no prohíbe comer carne, al contrario, textualmente dice así en el Génesis el Señor a nuestros primeros padres en el Paraíso: Ved que os he dado todas las hierbas y árboles y todos los animales de la tierra para que os sirven de alimento a vosotros. Y Jesucristo dijo a sus discípulos, Comed lo que os pongan.
    Una de la razones de no querer comer carne nunca, es por aquellas palabras de Cristo en el Sagrado Evangelio: Si no hicierais penitencia, todos pereceréis. Y en verdad es una penitencia no comer lo que todo el mundo apetece; no beber lo que el mundo con tanto placer desea, y no entretenerse en otras diversiones lícitas y tan naturales en la vida de los hombres. Todo ha sido creado para el hombre, pero este puede abstenerse de ciertas cosas en honor al Creador de ellas. Sencillamente como hace un buen hijo a quien dan una fruta que mucho le agrada, y en vez de comérsela, la guarda para llevársela a su madre a quien la ofrece con cariño y con amor.
    Aunque no somos metodistas, compartimos su opinión: me parece quitar la vida a un pobre animal para mantener nuestra existencia, cuando hay otras tantas cosas buenas que tomar sin dañara a estos buenos animalitos del Señor. Esto no deja de ser una manera de pensar mía, pues se echamos mano a la Sagrada Escritura, vemos cómo el mismo Señor manda a sus discípulos a prepararle la Pascua, es decir, un cordero, para cenar con ellos en la noche memorable del Primer Jueves Santo.
    Rece Vd. por nosotros, como también lo haremos por Vd. a quien tendremos muy presente en la Capilla de nuestro Cementerio a los pies de Jesús Sacramentado.
    La muerte termina con todo, bien lo estamos viendo nosotros diariamente. La tumba iguala a los ricos con los pobres, a los sabios con los ignorantes, a los nobles con los plebeyos. Lo único que los puede diferenciar ante Dios, son las buenas obras que consigo llevaron: la caridad, el amor de Dios y del prójimo, la buena conciencia, la pureza del alma y cuerpo, en una palabra la virtud en todo su esplendor y belleza. Nosotros en el Cementerio queremos alegrar las horas tristes del dolor, anunciando a raudales los destellos de esa luz perpetua que se nos promete si sabemos ganarla, y la esperanza de la resurrección.
    Mrs. Ruby Crosby, quisiéramos hacerle un obsequia en atención a su generosidad, pero tememos herir sus sentimientos religiosos. Antes de enviárselo, necesitamos pedir su consentimiento, pues se trata de un objeto piadoso que nosotros usamos continuamente y siempre tenemos en las manos para invocar a la Madre de Dios que es también nuestra Madre querída, la Santísima Virgen María. Es un Rosario, no sabemos si Vd. lo conocerá como son. Si lo acepta se lo enviaremos lo antes posible, en nuestra pobreza no podemos ofrecerle cosa de más valor material, pero valor espiritual tiene mucho para nosotros.
    En nuestro nombre, en nombre de Guadix y de España, un saludo para América y más en particular para New México.
    Vd. mrs. Rubí Crosby reciba todo el afecto de sus agradecidos hermanos amigos en Cristo y María.
    La religión del amor y el Dios del amor, no puede producir más que amor.

    Atentamente
    Los hermanos Fossores.


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 17/09/2011 18:59h<!-- end editby -->
  • Publicado: 28.09.2011, 08:06
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    Puede que algún día reúna los temas por autores, y así poder disfrutar de nuevo de temas escritos por aquellos que, algunos de ellos, después llegaron a la cumbre de la literatura Española.
    A nuestro ingenuo y humilde Periódico ellos le dieron auténticas joyas literarias de las que nos sentimos agradecidos y orgullosos.
    ---

    CADA AÑO UNA NUEVA FLORACIÓN
    Ocho hombres felices.

    Salpicados están los doce años de libros y amores.
    Una juventud truncada en sus ímpetus terrenos.
    Solo brilló en su esfuerzo gigante la ilusión hoy hecha realidad de su SACERDOCIO.

    Realidad que les deja suspensos, desconectados del ayer y sin asentar aún sus pies en un terreno firme inmediato. Son otros.
    Dejaron de ser lo que eran sin cambiar jamás lo que son. Últimos exámenes, Parroquia, familia en el día de la Ordenación, Mes de Mayo?.una realidad: Ocho hombres felices.
    Os espera el mundo. Un mundo que os enseñará que en él tenéis la oportunidad de ser héroes.
    Un Dios que vio derrocado su orden sobrenatural en el hombre, quedando convertido este en oposición de aquel, pero sin perder la búsqueda de la riqueza del cielo en el muladar de sus angustiosas pasiones. Tú, Sacerdote, siendo hombre, vive como Cristo.
    Un Sacerdote es un ser raro: humano y divino, pasión y ángel, tierra y cielo.
    Junto a ellos, con sus manos aún oliendo al óleo santo entre el alboroto de familiares y amigos que les abrazan, hacemos una pregunta a cada uno, que les resulta inesperada y a duras penas pueden coordinar una respuesta, pero que tienen el valor de lo improvisado en este momento único en su vida.

    MANUEL CANTERO PÉREZ. ¿Qué es para ti el Sacerdocio?
    -Algo que no se comprende. Tan inmenso como el cielo y en este momento como una fusión del hombre con Dios. Es la meta de mis ilusiones ahora mismo alcanzadas.

    PASCUAL CABRERA GEA.- ¿Cómo ves el tiempo del Seminario?
    - Que pasa muy velozmente, sin darse cuenta, que por mucho que se aproveche, en estos momentos resulta poco. El Sacerdocio se lo merece todo, porque es algo muy grande. Es tiempo de oro, más que de oro, porque con él hemos adquirido esto que acabamos de recibir: NUESTRO SACERDOCIO.

    GERALDO GÁLVEZ JIMÉNEZ. ¿Qué es para ti en este momento la Parroquia?
    La familia de Dios.

    JUAN JIMENEZ ZAYAS. ¿Tu mayor ilusión hoy?
    -Ser un santo Sacerdote entregándome a la gloria de Dios y salvación de las almas en el servicio de la Iglesia.

    ANTONIO MARCOS GARCÍA. ¿Qué dirías hoy a los padres cristianos?
    -Que eduquen a sus hijos para que puedan ser Sacerdotes que es la mayor felicidad para ellos.

    JUAN CARRASCO DÍAZ. ¿Cómo miras recién ordenado a la Diócesis?
    -Como cosa propia y como una gran familia a la que pertenezco y a la que me consagro hoy con la ilusión más cariñosa.

    ANTONIO MUÑOZ ALCARRIA. ¿En la situación actual cómo piensas en este momento tan trascendental en tu vida de la Iglesia?
    Que hacen falta Sacerdotes entregados plenamente al Señor y dispuestos a llevar la cruz de Cristo, convencidos de que la Iglesia es la Madre común y los Sacerdotes los hijos mayores que ayuden a los demás a conseguir el Reino mediante el servicio fiel a Dios.

    FRANCISCO OLIVARES FERNANDEZ. ¿La Virgen Santa María qué crees te pide hoy?
    Que sea como su hijo y que su devoción sea juntamente con la Eucaristía la que dé la nota distintiva en mi vida apostólica.

    ---

    ¿GUADIX-TÁRRAGO?
    Joaquín Valverde

    Para ser un formidable folletinista, Tarrago y Mateos a quien hoy hubiera popularizado la radio, como a otros autores de series menos interesantes ? tropezó en la novela-.En ?Ausencias causan olvidos?, no consigue, aparentemente, sino desbarrar contra su pueblo. No vamos a tocar el paralelismo entre esta y el Niño de la Bola de Alarcón, que, según oí hace algún tiempo había ganado al tresillo el argumento de Don Torcuato.
    Tarrago y Mateos debería estar resentido con Guadix, viceversa. De otra manera no se explica una frasecita, que no puede ser ni más cruel ni más despiadada, de la novela de referencia?? y terminó la feria en Guadix, pueblo ingrato si los hay??
    Cierto que existe una dureza, rayana en pétrea, a cuanto no sea lo rutinario. No es menos cierto que los accitanos que han triunfado fueran los que se evadieran de la rara psicología accitana, no obstante su amor, dubitable - en no pocos casos -, su pasión por Guadix. Estos entendieron que la entelequia de Guadix quedaba solo en la primera parte, o sea, que el principio motor de su esencia no tendía a su fin por sí mismo, sino esperaba a que otro ?singular o plural- lo hiciera, porque nuestra indolencia, nuestra inconstancia (que no es sino el disfraz de la pereza, como dice Balmes) no se resolvía a hacer.
    Y parece ser que quienes vivimos en nuestra añeja ciudad, un tanto soberbiamente, no queramos admitir el triunfo de nuestros paisanos. Existe un resentimiento evidente contra aquellos que lograron un primer puesto en la Ciencia, en las artes, en la Política o en las letras. Las generaciones posteriores admiten y justiprecian su valor sí, realmente, lo hubo porque enjuician serena y desapasionadamente.
    Don Torcuato Tarrago escribió un cuentecillo sobre los restos en la fosa común de un cementerio madrileño. Sin presentirlo siquiera hacía un discurso necrológico, él, que tenía la secreta esperanza de reposar ene. Cementerio de su milenaria Acci.
    Garci-Torres, desde el Accitano, lanzó un angustioso llamamiento a los accitanos, sin que nadie le hiciese caso, pidiendo ayuda para la propiedad de una sepultura, y los restos mortales de D. Torcuato Tarrago y Mateos, yacen en la fosa común de un camposanto madrileño.
    Así, a pesar de preguntarme mil veces el leit motiv de su frasecita citada, pienso que tendrá algo de razón por el encono Tarrago-Guadix o Guadix- Tarrago.






    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 28/09/2011 10:14h<!-- end editby -->
  • Publicado: 08.10.2011, 10:55
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLXV

    Amanecer-Abril-1960

    GUADIX EN LOS LIBROS
    UNA NUEVA OBRA DE D. AGUSTIN SERRANO DE HARO.
    (Guadix y sus cuevas)

    C. Asenjo

    Recientemente la Excelentísima Diputación Provincial de Jaén ha premiado con veinticinco mil pesetas, en público concurso, un libro de D. Agustín Serrano de Haro, titulado; Un noble capítulo de pedagogía Española, y cuyo tema constituye la vida y la obra de D. Pedro Poveda y las vastas empresas educativas acometidas por el preclaro apóstol de la educación cristiana y por la Institución Teresiana.
    En ese libro se habla mucho y muy cariñosamente y muy documentalmente del Guadix de finales de siglo último y de comienzos del presente, inclusive, del Guadix actual.
    Como una muestra expresiva de ello ofrecemos a nuestros lectores unos fragmentos del libro, relativo a nuestra Ciudad.

    "Había entonces en Guadix, sigue habiéndolo, - aunque el panorama espiritual ha cambiado mucho -, un barrio extremadamente singular: el Barrio de las Cuevas, sobradamente descrito por cuantos se ocuparon del Fundador de la Institución Teresiana.
    Pero hay una inexactitud demasiado repetida por oradores y autores; se cree y se dice que las cuevas de la vieja Ciudad romana y mora están pobladas por gitanos y nada más.
    Había, sí, y sigue habiendo en ellas muchos gitanos, pero no tantos como se dice, ni la mayoría siquiera de la población. La mayoría eran castellanos, pero en general, jornaleros, pobres, inciviles cerrados a toda preocupación de cultura y de espíritu.
    Necesariamente cerrados, porque, que sepamos, antes de que llegara Poveda nadie se preocupó de ellos de un modo sistemático, intenso y decidido. Eran los cueveros nombre allí despectivo y temeroso, que alguna vez estremeció a la ciudad cuando se dejaron venir al Ayuntamiento, y tiraron de las barbas al Alcalde, o por el reparto, o porque había subido un céntimo el pan.
    Entre ellos los había - y los hay ahora más - muchos bien acomodados con alfarerías que mantenían dignamente una industria que ya lo fue en los días de Roma, con sus aperos de labranza o sus tiendecillas de barrio bien abastecidas; o sus opulentos "templos de Baco", en frase del poeta Torcuato García Ferrer. Y hasta sus cacicuelos de segundo orden, que sabían gastar vino en mansalva en vísperas de elecciones y asegurar el copo al candidato de turno.

    Pero sobre estas cosas y precisamente por estas cosas y por vivir de espaldas a las cuevas la ciudad, aquello, espiritualmente, era una desolación.
    En la Ciudad, en lo que propiamente puede llamarse Ciudad, el panorama era bien distinto.
    Había un Casino con emblemas de Cultura, donde los Juegos Florales y los Bailes de Ciñeta eran ostentación aparatosa de una vida social y un aliento de cultura acaso inexistentes, había sus periódicos semanales, el más notable "El Accitano" que dirigía un escritor de pura cepa, llamado Don José Requena Espinar, que había respirado en el propio Guadix los aires de Pedro Antonio de Alarcón y de Tárrago y Mateos. Había un "Circulo Católico de Obreros", que tenía sensibilidad para defender virilmente a su Prelado, el Sr. Fernández del Rincón, cuando en 1899, fue difamado por el periódico "La Alianza" de Granada, Circulo que alargó su vitalidad hasta bien entrado el primer cuarto de este siglo y en el que surgió un -cuadro- de aficionados que se atrevía con las mejores comedias y zarzuelas contemporáneas; había un noble ambiente literario y cultural, del que era árbitro y gala el mentado Magistral Domínguez, el cual llegó a formar -escuela- de la que aún quedan algunos discípulos y cultivadores.
    -Con todas sus obras, con toda su vida se ganó el Padre Poveda la veneración y el amor de las gentes de las cuevas y la admiración y el respeto de las gentes de la ciudad. Pero el punto neurálgico de aquella auténtica conmoción fueron las Escuelas fundadas el año 1902.
    En nuestros apéndices hemos recogido, de fuentes originales, fidedignas y minuciosas crónicas que hablan de los regocijos y solemnidades con que se celebró la iniciativa.
    A mí, no me cabe duda -y perdone que en otra cosa piense - : En aquella Escuela de niños harapientos y descalzos de las cuevas de Guadix está la levadura germinal de todo lo que luego ha significado para la Iglesia y para la Patria, para la Enseñanza y para la Cultura, la Institución Teresiana.
    Oigamos al Fundador-: La primera vocación, en orden al tiempo, no a cuanto al mérito ni al valer, fue la mía, y esta es la de la Virgen de Gracia.

    ---

    Amanecer-Abril-1960
    ALDEIRE
    MOROS Y CERISTIANOS
    (Nota: Cuantos han leido los últimos capíttulos de Obispado Guadix-Baza- sobre todo el último del cerco y toma de Galera por D. Juan de Austria, pueden comprender mejor las fiestas de Moros y Cristianos de diversos Pueblos)

    No hay duda que los habitantes de este rincón de las Alpujarras, nobles y fuertes como los riscos de sus montañas, vibran en todo su ser cuando de "su" Virgen del Rosario se les habla.
    Y para mi, esta veneración y ferviente entusiasmo tiene mucho que ver con el drama histórico de Moros y Cristianos, que desde tiempo inmemorial, se viene representando cada año en las fiestas dedicadas a su Patrona.
    Se puede decir con toda verdad que el pueblo entero vive intensamente los diversos azares de esta representación. Y no es que le interese como cosa nueva para ellos. (Solo queda del manuscrito original un puñado de hojas amarillas, el resto está escrito en la memoria de los más) Y, sin embargo, cada año os he visto llenos de coraje y con los ojos empapados cuando el Pendón de María es arrebatado por el moro a los cristianos, y alentar a estos a su pelea, y aplaudir sus bravatas y entusiasmarse con la alegría de la revancha cuando los soldados cristianos penetran en el castillo y pisotean la enseña mora, mientras izan entre vítores la cristiana...
    Cuando la imagen de la Virgen aparece en las Plaza para infundir ardor a los cristianos momentos antes del asalto, y el General Barceló se dirige a ella desde su caballo pidiéndole protección para su gente con una bella glosa del Ave María, comienza así:

    Hermosa reina del día,
    Con tal miedo os vengo a hablar
    Que no acierto a pronunciar
    Un Dios te Salve María.
    No puedo tener desgracia,
    Con tu nombre, claro está
    Que en tí, Virgen, no cabrá
    Porque llena eres de Gracia.


    Su voz se ha ido enronqueciendo, para terminar con un sollozo de emoción, mientras las lágrimas hayan ido surcando por entre las arrugas de más de uno de los espectadores.
    Me trevo a afirmar que el drama forma parte del alma de este pueblo. Ya desde niños, muchas veces he visto a algunos de estos jinetes jugando sobre los hombros de otros de su edad, caña en ristre, increpar con toda la fiereza de su atiplada voz al feroz moro que se niega tercamente a entregar el castillo.

    ¿Juzgas que este pensamiento
    que os tortura, inhumano
    no enardece a los cristianos
    del cercano campamento?

    La verás venir, terribles,
    Alentados desta idea
    Seguros que en la pelea
    Siempre serán invencibles.

    ¡Ríndete moro, esta tarde!
    -Y el otro altanero:
    -Teniendo vida y falange
    no se rinde mi valor.

    Arrogante moro estás.
    -Toda la arrogancia es mía.
    Yo te buscaré algún día
    En el campo me hallarás.


    El librito en verso sencillo, pero sonoro, tiene algunos anacronismos. Su tema, la pérdida del castillo y Villa del Aldeira por los cristianos, cuyo Pendón, el de la Virgen del Rosario, queda en manos de los moros. Los desafíos a espada, arengas, el avance de las tropas disparando sus armas, el vistoso vestuario y la noble estampa de los caballos vigorosamente montados, forman en conjunto un cuadro plástico de singular belleza.
    Al fín el moro vencido se convertirá al cristianismo y alabará a la Señora:

    El hombre más atroz, más atrevido
    Tenéis, Señora a vuestros pies rendido,
    Pues hasta ahora he ignorado
    Vuestro origen.
    Por eso a Vos, mis ruegos se dirigen.
    Con qué amante deseo
    Ver tus ojos
    Y rendirte el alma y vida por despojos.
    Si como aquí en tu imagen retratada
    Verte pudiera, allá donde moraras
    Te acompaña mi dulce pensamiento
    ¡Qué gloria, qué delicia, qué contento?


    Después el Rey Cristiano, con el estandarte en las manos, termina:

    Y puesto que en libertad
    Se hallan los moros
    Y las armas rinden al cristiano
    ¡Viva la Virgen del Rosario!...


    Y es todo un pueblo quien aplaude con entusiasmo y contesta con Vivas enardecidos.
    Y así, año tras año, se ha ido formando el alma mariana de este bello pueblo serrano.
    J.


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 08/10/2011 12:44h<!-- end editby -->
  • Publicado: 18.10.2011, 09:32
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513

    CLXVI

    Amanecer-Abril-1960
    APARICION DEL HOMBRE EN EL VALLE
    Por Ángel Casas

    En la maravilla del Valle y como un fondo inhóspito, la Sierra lucía en su airón cimero, una blanca diadema de hielo.
    De ella escurrían glaciares por los barrancos. Sobre todo por la Alhorí, el frente morrénico descendió hasta casi tocar en los llanos.
    Eran los duros tiempos del cuaternario, con una temperatura media inferior a cinco grados a la actual. Pero no todo era frío en la Guadix-formatión. En las cercanías del nivel de base del valle, había también un hortus-conclusus. Un pequeño paraíso de caza y de pesca, acotado entre dos cerradas del río y protegido por las pantallas térmicas de dos colinas. Exuberante la vegetación y lujurioso el boscaje. Doquiera cimas y desgarrones, cavernas y abrigos de rocas. Apoteosis de la caliza en fin y agua caliente por añadidura. Magnifico habitad para el hombre de todos los tiempos.
    Por algo los árabes le dieron después este nombre: Alicún, la salud.
    Y aquí apareció el primer hombre.
    No un homínimo cualquiera, sino el hombre auriñaciense, un verdadero homo sapiens.
    Y no fue como de paso ni en banda. Hizo parada y doblamiento.
    Como hombre de las cavernas, coetáneo con el Altamira, tuvo casa y hogar en los Covarrones, firmes y espaciosos como una catedral subterránea todavía en pie,-las aguas termales fueron su arquitecto- y en el sólido refugio de este espelunca, hizo fuego y talló el silex, aguzó huesos y machacó minerales.
    Todavía, si excavamos en el suelo de la gigantesca gruta, encontraremos dos niveles fértiles de ceniza mezclada con hojas y puntas, raederas y raspadoras, buriles y cuchillos de pedernal, separados entre sí por una marga estéril con un espesor de 0,70 m. acreditativa del hiato de tiempo que supone su sedimentación.
    La misma tipología del auriñazco-gravetiense encontraremos en lo que queda del Peñón de la Acequia después de la construcción de la carretera de D. Diego, de otro lentejón de cenizas o residuos de hogar humano entre dos capas sedimentarias bien diferenciadas, una inferior, de materiales de acarreo y gruesas arenas y otra superficial, de cieno reseco o limazo.
    Se trata de un abrigo o acechadero del hombre primitivo junto a la misma lengua del agua y frente a la desembocadura de la Rambla de Olivares que el mismo río inundó en una avenida fosilizándolo con el depósito de cobertura de finos aluviones, con que ha llegado hasta nosotros.
    Para lo cual es preciso suponer que el río discurriera a es altura de diez metros sobre su alveo actual.
    Precisamente la altura de este depósito fluvial, nos confirmará la fecha del yacimiento paleolítico de Alicún. Otra vez el reloj de las rocas.
    El río, adquirió su actual perfil de equilibrio en la última fase epiglaciar, ahondando su cauce unos diez metros aproximadamente hasta conseguir la rasante del lecho de hoy, o sea cuando el sol triunfante machacó en los chancales de la lastra la cabeza de los monstruos glaciares de Sierra Nevada, y comenzaron a tremolar en ella como residuos del pleistoceno, blancos y escasos ventisqueros de la actualidad geológica, la enorme masas de agua liberada por la fusión del hielo glaciárico, produjo el postre-hndimiento erosivo del río de Guadix.
    Luego cuando el hombre primitivo nos dejó huellas de sus andanzas en busca de caza y de pesca por este abundantísimo parque natural, donde todavía hay barbos en el río, tortugas en la raja y colmenas silvestres en los tajos, aún perduraba la última glaciación.
    Hoy tenemos una cronología rebajada para datar este fenómeno, gracias al método de las varvas, confirmado recientísimamente por el de radio-carbono 14.
    Hace de esto trece mil años.
    ---


    Amanecer-Abril-1960.

    ENSAYOS LITERARIOS (para jóvenes escritores)

    APRENDER

    Pérez Pujada.

    El hombre era sabio; pero por el pecado de Adán, se volvió soberbio, es decir, necio. Su naturaleza era buena, tendía hacia Dios. Se volvió mala, tendente al desorden. De su estado natural, libre de miserias, se convirtió en miserable, mortal. Perdió el equilibrio, el control de sus potencias, y se volvió al caos; en vez de girar alrededor de Dios, giró sobre él mismo.
    Pero el hombre ha salido de Dios, y lo mismo que la piedra que se lanza al aire vuelve a la tierra, con más fuerza cuanto más se acerca a la tierra, así el hombre tiende hacia Él, Pero ha perdido el camino. Él Sabiduría y bondad suma y por eso le busca angustiado.
    De este preguntar, nace el ansia de saber. Ese es el impulso más genial del hombre, que demuestra la disconformidad consigo mismo y la búsqueda de algo mejor.
    El impulso de saber, es la llama divina que poseemos. Pero lo que queremos saber, es siempre, donde está Dios, donde podemos encontrarlo, donde andaremos el camino que de Él nos separa. Eso es lo que el hombre siente necesidad de saber. Lo más preocupante interiormente. Y eso es lo que buscamos todos desde el fondo de nuestra subconciencia, sin darnos cuenta tal vez.

    VALORES
    Lo mejor, cuesta más. Los árboles silvestres que se crían a la vera del camino, las plantas que crecen en desorden sin que nadie las cuide, son menos apreciadas que los productos del cultivo del huerto, sabrosos y agradables. El chopo crece en poco tiempo y llega a grandes alturas, pero su madera no es buena. En cambio el roble, el haya, que son maderas preciosas precisan de años, de años y años de existencia para llegar a su pleno desarrollo.
    También lo que más ha costado, es más fácil de ser destruido. En el campo los cultivos que más cuidado requieren, los que mejores frutos dan al hombre, son, por sutil paradoja, aquellos a los que una lluvia a destiempo, un descenso brusco de temperaturas, una niebla pertinaz destruyen inmediatamente, llevando a la nada un sin fin de sacrificios.
    La vida corriente se encarga de demostrarnos por último cuanto cuesta construir, y que fácil es por el contrario, la destrucción: una delicada obra de ingeniería; un hermoso edificio, basta aplicarle una carga de dinamita para que salte en ruinas cuanto lo que tanto ha costado hacer.
    Todo estro nos permite ver en la vida una escala de valores, ordenados del valor nulo, aún de valor negativo, al sumo valor.
    La búsqueda de la verdad es una búsqueda de valores, y el precio de la posesión es el sacrificio. Nada que vale se consigue sin él.
    Aquí se cumple la palabra de Dios -comerás el pan con el sudor de tu frente-, que no se refiere solamente al pan natural, sino también y principalmente al pan espiritual, la posesión de la verdad, y la andadura del camino que conduce a Cristo.



    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 18/10/2011 11:50h<!-- end editby -->
  • Publicado: 02.11.2011, 10:52
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLXVII

    Amanecer-Abril.-1960

    LOS PUEBLOS
    Miguel Rodrigues Pastor. (Deantes)

    Qué son y como vemos los pueblos?.Hablo de los pueblos, no en sentido grande que el vocablo toma en la Historia, Nación, gente, raza, sino en el más modesto y sencillo que le da el hombre cuando dice: -soy de un pueblo- o ? vivo en un pueblo-. En el sentido que adquiere la entrañable expresión, de religiosa humildad, que por lo demás apura el concepto: -voy al pueblo-. Entendido así el nombre, un pueblo es un conjunto humano, un grupo de criaturas circunscrito y limitado por una serie de circunstancias, entre las que destacan por su importancia, el número, el espacio y el tiempo. El tiempo como memoria de los hechos. Como siempre que pensamos un tema se ve que nada es claro y las dificultades nos rodean por todas partes.
    Efectivamente, ¿Qué número de almas habrá que tener un pueblo?...Porque si, un pueblo es un número entre números, una cantidad entre cifras, y, sobre todo, un límite entre límites, que tanto si se rebasa como si no es rebasado nos dará la capital, la metrópoli y la urbe, o el cortijo y la alquería, pero no un pueblo.
    Ahora nos convencemos que para esta determinación cuantitativa no nos sirve, antes nos imposibilita, la intransigencia matemática. ¿Dónde empieza un pueblo, y sobre todo donde termina?...Y caemos en la cuenta que no es cuestión de cantidad, sino de calidad. Por lo que hemos de recurrir al módulo de la sensibilidad humana, donde las cantidades, al margen de la insufrible rigidez de la exactitud matemática, admite elásticamente un mas y un menos tan limitado como el amor. Un pueblo es un grupo humano que siente al unísono. Una unidad sentimental forjada a través del tiempo por la alegría y la desgracia., los amores y no odios, impuestos a todos por la fuerza difusiva de lo emocional. Su numero, pues, viene condicionado por la capacidad de compasión. Un grupo humano formará un pueblo, sea cual sea el número de sus componentes, siempre que las cosas de cada uno puedan repercutir en todos. Hasta aquí es un pueblo.
    El espacio es el paisaje. No según la perspectiva esteticista de los artistas y poetas, sino como un marco que encuadra forzosamente la realidad toral de su vida. El pueblo no tienen paisaje porque el paisaje es su vida. Carece, pues, de la perspectiva imprescindible para la mirada. La fuente no es ni la canción ni la estrofa, sino la sangre de la tierra, el agua, el agua?En nuestros campos resecos es así, sin poesía, la esperanza del trigo, la hartura de los hijos. La posibilidad de poder llevar al Altar, ene. Próximo otoño, la moza ya impaciente. Apenas si admite otra poesía que el gusto de mojarse y chapotear en ellas, mientras se riega?
    ¡No va a alcanzar!...la cosecha muerta de sed-.las sendas - ¡cuanta poesía de sendas-, caminos, senderos buscando los sueños que abran el castillo...No, estas sendas son los senderos que llevan a lugares, a la sierra donde se hace la leña y en el verano pacte el ganado. A la cantera de donde se saca la piedra para los balates de los bancales, la cerca del huerto y el muro de la casa. Estos caminos van a los pagos de la hacienda, donde se alcanza, con sudor y tiritones y la ayuda de Dios, el pan del año. Aquel va al cementerio donde todavía hay muertos de verdad. Porque hay que decirlo, ya solo quedan muertos en los pueblos. En las grandes Capitales hay cadáveres y difuntos, pero no hay muertos.
    ¡El tiempo en los pueblos!....¿Qué es el tiempo en los pueblos?... Por lo pronto no es un fluir sino perennidad. No corre el tiempo. El tiempo va con las cosas y aquí no pasan las cosas. Por lo menos las grandes que son a las que el tiempo se anuda, quedan ancladas a la inmovilidad de su existencia para imposibilitar toda nostalgia. No, no pasa el tiempo. Cada año florecen los almendros, se doran las espigas, hay volantones y luego nieva. Es verdad que los hombres mueren, pero los recogemos en los cementerios, para la cosecha definitiva, presentes en nuestro afán, sin tiempo por medio.


    --------------

    A TI

    Qué tienen tus ojos, que, muertos, dan vida...?
    Qué tiene tu Cruz que su peso da fuerzas...?
    Qué tiene el calvario que asombra y alegra,
    Consuela y redime, por la muerte en vida
    De Tu vida muerta...?

    Qué misterio encierra la luz luminosa
    Y tinieblas rotas, por Tu vida yerta...?
    Y cómo alumbra el día, y brilla la aurora,
    Y enciende mi alma, la esperanza viva, sutil y confusa de mi vida incierta...?

    Cómo terminas en la Cruz tan sereno
    Mostrando tus llagas de pasión, abiertas...?
    Cómo consumes contrito, Tu Cáliz
    Que contiene la savia que riega y florece
    El sendero limpio libre de tormentos
    Que el amor despierta...?

    Aunque no me lo expliques, Señor, sigue indicando
    La senda infinita de gloria cubierta,
    Y aumentando mis penas, acabe mi vida y alumbre la estrella
    Negra del pecado que indique mi abismo,
    Si no estoy alerta.

    Luis.


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 02/11/2011 12:38h<!-- end editby -->
  • Publicado: 16.11.2011, 11:29
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    CLXVIII


    Amanecer- Abril-1960.


    LOS CUENTOS DE ANGEL


    I
    La una de la tarde. Partido decisivo a las cuatro, Se juegan la cabeza del grupo con el Alhambra C.F.
    -Yo pondría a Ronquillo en la media, que tiene mucho fuelle, opinó el Sebastián que se ladeó su gorra a cuadros y se atizó su quinto testarazo de tintorro.
    Paco, el tabernero, se acercó al corro para arrimar otra jarra. A él no le parecía desacertada la idea de ingertar a Ronquillo en la linea medular. Pero era un malpensado y expuso sus temores de que el Alhambra, con tener detrás a los Rodríguez Acosta hubieran podido comprar bien al árbitro. Y, entonces, ni Ronquillo ni San Ronquillo.
    -Me estaba dando en la nariz - terció Frasco el de la Encarna, rascándose la cicatriz carnosa que iba desde el rabillo del ojo derecho a la oreja, de cuando robaba palomas y se enganchó la cara en una alcayata al huir. Me estaba dando en la nariz porque me han dicho que ese Pérez se ha venido con el Alhambra en el coche de ellos. Aquí hay conchabeo.
    ¿Has dicho Pérez? Inquirió otro de los catorce que sitiaban la jarra, y que tenia en el cuello de la gabardina, y en el suyo físico una costra de a dedo. Mentó de mala manera a la madre de Pérez, e informó:
    Cuando yo fui a Graná con el cuñado de mi hermana a que lo operaran de la orina en San Juan de Dios, estuve en los Mondragones y se llevaron los del Alhambra el partido, por el árbitro que yo creo que era Pérez. Me parece que era Pérez. ¿O era López?, vaciló royéndose la sucia uña de su índice.
    ¡No, no! Sería Pérez, acordaron todos.
    Un mocillón que vendía cacahuetes con un Cajón colgado del cuello, y que había estado encima de la conversación, metió baza:
    A Pérez le gustan más los cuartos, que a los chotos la leche. Que me lo digan a mí.
    Fue la chispa. Nada, que se les llevaban el partido.
    Había que actuar. Había que no dormirse.
    El de la gorra a cuadros contaba con una navaja cabritera, El de la cicatriz no tenía navaja, pero se sacó de la correa la llave de la cueva, cuyo tamaño y peso se aproximaba a los de una llave inglesa del 18. El de la gabardina sucia no disponía de ninguna herramienta, pero recordaban los circunstantes el puñetazo que un día le largó a Ramón el de la cal, el que desde entonces andaba encorvado. Y el cuerpo de Ramón, el de la cal, había que tenerlo presente, no era ninguna tontería. Del cuerpo de Ramón el de la cal, podían salir muy bien cuatro Pérez.
    Los otros no llevaban encima ningún objeto antiarbitral. Pero todavía tenían tres horas por delante, según el Cauny del Sebastián. Se podría encontrar algo.
    Paco resolvió en el acto la cuestión. Vació dos botellas en una damajuana y las entregó a la pandilla.
    Con esto, Paco que quedó del todo satisfecho, consideró que catorce eran pocos en caso de que hubiera que meter al árbitro en vereda, que sí que habría que meterlo. La cuadrilla, más que como grupo de -acción directa- convendría utilizarla como generadora de un clima a crear en el campo para encender a la afición entera. De un manotazo arrancó de la salitrosa pared un cartelón de toros del Corpus de 1940 y por el dorso escribió con almagra: EL ALBITRO SE A VENDIO AL ALAMBRA.

    II
    Con las cañas de dos escobas desechadas, remató la pancarta.
    A las tres estaba ya el campo de bote en bote. En la -general- pestañeaban contra el sol los espectadores, menos Sebastián, que tenía su gorra a cuadros casi en las narices.
    Los catorce se habían colocado en el cogollo de la mesa, siguiendo las instrucciones de Paco, que no pudo venir al partido por tener mala a la Antonia y no poder ser relevado en la tasca.
    A las cuatro menos un minuto, el árbitro lanzó una moneda al aire. Le tocó elegir terreno al Alhambra.
    El Sebastián se tiró más aún de la visera y declaró en voz alta:
    ¡Esa perragorda la tiene que tener enseñá ese hijo de su madre!
    El de la cicatriz se metió en la boca las yemas de dos dedos y emitió un silbido que taladró las tapias de enfrente, desagradando mucho a un señor bajito, muy pulcro, catalán y viajante de comercio, que fue allí sin pasión alguna y por el solo motivo de estar aburrido y no ser hombre de siesta.
    Cultura, señores, cultura recomendó el señor bajito y pulcro, ajustándose la corbata que, por cierto, no necesitaba de ajuste.
    El de la cicatriz le miró de muy mala uva y JA, Ja, se burló, abriendo las fauces hasta vérsele claramente la campanilla.
    Se sacó de centro. Hubo un peloteo insulso durante quince minutos. Pero luego comenzó a calentarse la sangre de los jugadores. En un saque de banda, Ronquillo entró en plancha por la pelota. Pérez le pitó falta.
    Catorce silbidos, como catorce culebrinas, electrizaron a la hinchada. Se izó la pancarta. El señor bajito y pulcro, con las manos en los tímpanos, se volvió en instintivo gesto de protesta y, cuando observó la herejía gramatical de la pancarta, temiéndolo ya todo comenzó a codear entre la gente y huyó de allí, no sin antes de serle chafado el sombrero sobre su cabeza.
    ¡Agarrar al alhambreño ese! Chilló el de la cicatriz.
    Al viajante se le heló la sangre, pero gracias a su liliputiense talla quedó disimulado al acoparse con maña entre las piernas de un pacifico barrigudo.
    Se sucedieron las incidencias en el campo de juego. Se había pirado un cornet contra el Alhambra, más el Sebastián hizo notar que, antes, habían hecho penalty. Protestaron dedicando al árbitro más silbidos con epílogo de insultos terminados en -on-. Cuando se ejecutó el saque de esquina, Ronquillo se apresto al remate, de espalda a la portería y en peligrosa tijereta Pérez decretó -faut- de Ronquillo. El griterío que se levantó, incluso en la Preferencia podía oírlo muy bien Paco desde su tasca.
    Una botella salió defectuosamente disparada contra el árbitro, y el testarazo se lo llevó en un parietal el de las gaseosas.
    Pepe el Municipal subió a las gradas.
    ¿Quién ha sido? ¿Donde está ese salvaje? Investigaba, zancajeando escalones arriba. Cuando pasó rozando al Sebastián, dijo por lo bajo: a ver si tenéis más atino que se nos llevan el partido.
    Luego siguió subiendo, y bajó después, sin dejar de gritar ¿Donde está ese salvaje?
    Terminó el primer tiempo. Cero a cero... Algunos forofos, entre trago y trago de gaseosa, hablaban de denuncias a la Federación y al Colegio de Árbitros.
    Con los papeles se limpian las narices. Las mejores denuncias son estas, arguyó el de la gabardina sucia al tiempo que aireaba su botella de tres cuartos.
    ¡¡Eso, eso!! Animaron más de sesenta.
    Las botellas se repartieron por el graderío para cubrir todos los ángulos de tiro. Más aún alguna de estas piezas fue admitida, de grado, entre las personas de orden que había en la Preferencia.

    III

    Piii,pi, `pipipipiiiiiii.
    Comienza la segunda parte. La gente tira las colillas y, los que bebieron gaseosa se niegan a devolver los cascos al ambulante. Las botellas son preparadas por sus poseedores, para su adecuado lanzamiento, agarrándolas por el gollete.
    Los jugadores evolucionan por el campo. Avances, retrocesos, entradas furiosas, castigos arbitrales, insultos con terminación siempre en -on- y silbidos con cargas de electrones. El de la gabardina astrosa se tira al campo en busca de Pérez, que no había pitado, a su juicio, un claro offside de los alhambreños, que por poco cuesta un gol. Pepe el Guardia galopa tras él y lo agarra por el cuello, a dos pasos de Pérez.
    ¡Imbécil!, le recrimina Pepe, quedamente. Y lo devolvió a las gradas entre las amenazas del árbitro de hacer constar el hecho en el acta.
    Pérez, que ya estaba irremediablemente nervioso, incurría ahora de verdad, en claros errores. Le pitó a Ronquillo una falta inexistente. Un sin número de botellas y una llave como la de una Iglesia parroquial, salieron por los aires en convergencia hacia el árbitro. No le alcanzó ninguna botella. Pero la llave?le dio en mitad e la cocorota.
    Pérez escupió el pito, abrió los brazos, dio un traspiés hacia atrás y quedó tendido en la arcilla, panza arriba. Hubo una cerrada oblación para el de la cicatriz, que agradeció a la afición con un guiño.
    Mientras los del botiquín salían disparados para auxiliar al yacente, Pepe el Guardia comenzó otra vez a subir por las gradas.
    ¡A ver esos salvajes! ¿Quien ha sido?
    Pasó bajo la pancarta. Tíos machotes, exclamó entre dientes y apretando, con disimulo la mano del de la cicatriz.
    ¡A ver esos salvajes! Prosiguió a gritos, en su ascensión.
    Al décimo caldero de H. O P. que vertieron sobre el conmocionado Pérez, este se entangarilló, y con temple de lo que era (de árbitro regional) ordenó la continuación de la contienda.
    Quiso la mala estrella, que el Alhambra en un avance de impecable trazado, marcara gol a un minuto del final, pensó instintivamente en anularlo, pero su honestidad profesional le salió al paso. Y lo dio válido. Se sacó de centro en medio del infernal griterío de cinco mil energúmenos. Pérez, aterrado se fue arrimando a su caseta y ya, junto a ella, pitó el fin y se coló dentro de un salto de galgo. Corrió el cerrojo y quedó, jadeante, apontocado de espaldas a la puerta.
    Afuera, alguien sujetaba la vociferante avalancha. Se oía a los directivos. ¡¡¡Que nos cierran el Campo!!! ¡¡Atrás!! ¡Que nos cierran el Campo!
    Poco a poco fue calmándose el barullo, hasta hacerse un silencio absoluto. Pero Pérez notaba que le aguardaban; vamos lo mascaba.

    IV

    Había pasado media hora, no habían dejado de oírse paseos marciales, como de centinelas. ¿Cómo salir de allí? Se rascó el coco, advirtiendo ahora el borrucho que le levantara el llavazo. La ventana de la caseta daba a una ramblilla solitaria. Esperó un poco a que oscureciera tanteando antes con la vista el terreno vecino para luego pisar firme entre las tinieblas. Llegado el momento, abrió sigilosamente el cristal y se descolgó por el ventano, besando la tierra con las asentaderas. El golpe de la caía fue advertido por alguien que estaba en esta parte. Un silbido dio el aviso. El brinco que, entonces, se le fue a Pérez de haber sido homologado olímpicamente, le hubiera valido el título de campeón mundial de brincos verticales a partir de las cuclillas. De análoga categoría se puede considerar la inmediata escapada que hizo en la oscuridad en campo traviesa. Una jauría de aficionados emprendió su persecución a ciegas. Pérez atravesó, con el corazón en la boca, un barbecho difícil; subió luego unos balates; se dejó las narices en varios olivos y, finalmente, extenuado y trabado por las cañas, cayó en mitad de un maíz. Le andaban cerca. El crujido de las cañas tronchadas lo hacía pensar. Pérez se agazapó. Contuvo el aliento. El corazón le golpeaba como una aldaba, en la tabla del pecho. Sus buscadores le rozaban mil veces sin notarlo, desconcertados en las tinieblas. El árbitro oyó una voz que le puso lo pelos de punta. ¿Por qué no nos alargamos a por el perro de caza del Manolo?
    Fueron dos por el perro. Pero siguieron buscando a Pérez otros treinta. Tropezaban frecuentemente unos contra otros, y se agarraban y no se soltaban hasta identificarse. El árbitro tuvo una inspiración. ¿No era de noche? ¿No estaba oscuro como la boca de un lobo? Se irguió de un tirón y gritó: -¿Habéis mirado por allí?-
    ¿Por donde?, contestaron varias voces, ansiosamente, desde distintos sitios.
    ¡Esperad, voy yo que se por donde digo!
    Y se salió de maíz; atravesó a tientas un pequeño barranco y llegó a la carretera, orientándose por los faros de los coches. En la trasera del primer camión que pasó camino de Granada, se engarranchó.

    Angel Hernandez



    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 16/11/2011 12:50h<!-- end editby -->
  • Publicado: 16.11.2011, 12:26
       
    roberto
    rango:
    Moderador/a Moderador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    29.08.16
    Mensajes:
    204
    Me ha gustado mucho la historia. ¡Ay! aquellos años, en que la honrilla era casi tan importante como la honra.

    firma
    www.elpimo.es
  • Publicado: 28.11.2011, 08:19
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    Amanecer- Abril-1960

    El Futbol tambien es historia.

    DESILISIÓN GENERAL

    Juan Chamorro Daza.

    En la misma página de los Cuentos de Ángel viene encuadrado este artículo de futbol.

    Y se acabó la Liga .Y acabamos en el tercer puesto por la cola, como habíamos previsto y temido. Sin que nadie hiciera nada por variarlo. Claro que poco se podía arreglar ya, porque el mal arrancó desde el comienzo. Y por supuesto que toda la responsabilidad recayó en quien no supo calibrar a calidad de material que se ponían en sus manos y por ello, que sepamos recayó en quien no supo calibrar la calidad del material que se ponis en sus manos, y por ello, que sepamos, nuca pidió refuerzos, ni advirtió del peligro, y ni lo presintió siquiera y sí, lo que es peor, llegó atalayarlo, le faltó el amor al club y la nueva honrilla que hubiera bastado para conseguir, a fuerza de pedirlos, remedios que acabaran mitigando a la racha que desde el comienzo empezamos a sufrir.


    Si terminó la liga y lo catastrófico es que se acabó entre un silencio de muerte, con un conformismo general a nuestros mal, que son signo cierto de una irremediable ABLE situación de nuevos brotes de entusiasmo entre los aficionados .Si se confirman los rumores de las peñas deportivas, la abulia, la desesperanza, hizo presa en quienes pusieron sus esfuerzos por mantener al Guadix en categoría nacional, y esto es funesto a todas luces.

    Ciertamente que es preciso tener una férrea voluntad y una afición sin límites, para sobrellevar durante toda una temporada los sinsabores, las amarguras, las ingratitudes y las críticas a que da lugar una temporada aciaga, nada brillante en lo deportivo, y en cuya razón se basan los fríos, los faltos de afición, para desviarse para apartarse y para derrotar. Porque sabemos muy bien que, económicamente hablando, la temporada se ha resuelto sin las apuradas dificultades y los déficit astronómicos de que hemos hablado en temporadas anteriores. La directiva actual, ha sabido poner en juego recursos habilidosos que han supuesto unos buenos ingresos en ayuda de las exiguas taquillas, que en Guadix, se recaudan, y en virtud de ello, las arcas del Club tenemos entendido que no acusan un elevado desnivel. Con aportaciones personales, no grandes, se han cumplido los compromisos con todos, , y se ha llegado al desmantelamiento del tinglado, dando la libertad a todos los componentes del cuadro, sin esperar a jugar en campeonato de Copa -Sánchez Pizjuán- ni los posibles partidos que al Guadix pudieran corresponderle de promoción, si el Málaga no consigue el ascenso a Segunda. Se arrostran todos los peligros, porque se acabó el espíritu de sacrificio en vista del apagón general del entusiasmo en la afición.

    Todo esto nos huele may mal, aunque -Dios lo quiera- puede ser que nos estemos precipitando en nuestros juicios y suposiciones cargadas de un pesimismo que bien pudiera ser erróneo. Porque es lógico que ahora, tan reciente la catástrofe, haya cundido el desmayo, la disolución en todos, pero, pasado un poco tiempo, desaparecido el mal sabor de boca que deja una pésima campaña, puedan surgir nuevas ilusiones, nuevas perspectivas que dejen entrever un horizonte más risueño.
    Volveremos sobre este asunto de nuevo, con datos de mejores fuentes, que nos puedan alumbrar con perfiles más delimitados y seguros, el porvenir de nuestro futbol.




    TRES SUCESOS Y UNA COCLUSION

    Anónimo

    Ignoro por qué esta noche no puedo conciliar el sueño. Mejor dicho, unido a este y antes de que entre en pleno dominio de mi ser, tengo una extraña asociación de ideas que se agitan en mi mente.
    Vienen a esta tres, principalmente: La imágenes de una película titulada - el Albergue de la sexta felicidad-, vista esta misma tarde junto con mi familia. El lejano y hondo recuerdo de unos -Réquiem - a los mártires de mi pueblo, y las notas de nuestro periódico Amanecer en las que habla de determinados riegos en los llanos del Marquesado y demás zonas de Guadix.

    Heterogénea asociación que ha puesto agujas a mi dormir y ha motivado que escriba estas líneas casi de media noche, ya un poco pasada.

    En la película se narra con patetismo rebosante la ternura del genio apostólico de una mujer que siente que en China está la proyección y realización de su personalidad, que allí está para ella la llamada de Dios.

    Y allí tras un calvario de miserias, de incomprensión, de dificultades, día a día está cumpliendo su designio divino, porque ella entregada a sus hermanos, a servirlos, a llevarles la Fe, es totalmente feliz.

    En aquel ambiente se ve la generación que ejerce el espíritu de aquella mujer, el recelo se tranforma en confianza de unos para otros, el egoísmo en largueza, el odio en amor, el temor al poder público en cariño, en su misión tan querida, Es el efecto divino que obró por ella.
    A estas imágenes tomadas esta tarde pasada en un cine cómodo con pantalla gigante y con sonio estereofónico asocia mi mente (maravillosa síntesis la del espíritu) la escena que os voy a describir:
    Fué el día de los difuntos. Un día de difuntos ya muy lejano, casi perdido en el tiempo de mi vida...Hacía pocos meses que nuestra guerra civil había terminado. En mi pueblo -Alcudia- es costumbre inveterada (no se si lo será en otros sitios) el Sacerdote va al Cementerio a rezar por los que allí esperan su Resurrección según nuestra fe Cristiana. Imaginaos carretera adelante con un grupo de chiquillos entre los que iba yo, unas cuantas mujeres y menos hombres. Un Cementerio chiquito, entonces muy poco cuidado, polvo, tierra, un cielo azul limpio y unas cruces, las más de madera esteriotipadas por el tiempo. Y MUCHA FE EN TODOS. El Sacerdote con cada familia rezaba un -réquiem- por el alma de los suyos. Ya mis rezos iban dirigidos por mi padre que en un pequeño nicho estaba encerrada toda su tremenda y extraordinaria vida.

    Todos los que allí estábamos había un grupo especial: los padres, los hermanos y amigos de un grupo que en fosa común yacían y que habían sido traídos de la cúspide de Sierra Nevada, donde habían sido asesinados al intentar evadirse a Granada formando sobre la inmensa blancura de las altas laderas un cordón de carne, de huesos, y, de sangre -Cuando el Sacerdote rezaba por sus almas- hace ya se esto veinte años - yo aún siendo niño me preguntaba: ¿Qué significado tiene la muerte de estos hombres? Hoy, en esta síntesis de mi espíritu que me inquieta y no me deja dormir, me contesto. Es la misma idea idéntica - más patética, por ser, no ficticia sino real - que la que me ha despertado la abnegación, la entrega, de esta mujer por un mundo mejor. Son maneras distintas pero con idéntico fín de comportarse ente un mismo pensamiento, y este es, a mi parecer, que no hay que pensar tanto en lo mío, sino más, mucho más en lo nuestro, en lo de todos.

    Esta noche asocio a los sucesos anteriores la noticia dada por el periódico AMAMECER de que en Guadix y su comarca se trata e hacer grandes realizaciones para dar a toda la vertiente meridional de Sierra Nevada, riqueza y hermosura al tratar de canalizar el tesoro líquido que discurre. Siglo tras siglo sin ningún aprovechamiento.

    Las mujeres aquellas que rezaban por los suyos vivían, viven en tierras yermas pues sus inmensos llanos no producen más que cereales que a veces cuesta sudor y dinero el cosecharlos.
    El hilo de sangre que de sus vidas segadas salió, ¿no será el acicate de los que ahora vivimos veinte años después?

    Yo tengo la creencia de que sí. En el acaecer histórico de los pueblos, los hechos pasan, las ideas perviven a través de generaciones y aunque aparezcan soterradas apenas se tocan, adquieren vigor y lozanía.

    Permítaseme decirlo: Hora es ya de que aquella sangre que saltó en un amanecer de estrellas, fructifique en ideas y realizaciones, y esa inmensa esponja de que nos habla la noticia de AMANECER salga a flor de tierra y riegue campos secos, y produzca, a más de miles cosas útiles, rosas y azucenas y no espinos y cardos salvajes, para ir a ofrecerlos a sus tumbas en -fosa común - en el día de los difuntos.

    Lo que pudo hacer una sola mujer en China, según nos refleja la película El albergue de la sexta felicidad, ¿no podremos hacerlo todos en nuestro suelo querido?

    Granada 9 de Abril 1960.



    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 28/11/2011 09:47h<!-- end editby -->
  • Publicado: 11.12.2011, 17:39
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513

    CLXX

    Amanecer. Abril 1960

    LA ESCOLANÍA DE LA SANTA IGLESIA CATEDRAL

    La enseñanza del Bachillerato y el arte musical, dos grandes éxitos alcanzados plenamente por Don Carlos Ros
    Guadix está orgulloso de poseer una de las mejores Escolanías de España

    Por Carlos Ros.

    ¿Habéis visto la constelación de cirios que adornaba el ?paso? de la Virgen?
    Dice el Padre Ramón Cué que parecen un coro níveo de Niños Cantores que le van cantando a la Virgen su partitura de luz.

    Feliz definición de una Escolanía: Intenso laborar de flores y colmena, una niñez hecha luz ante el Señor.

    Siempre ha gustado Dios de que se le consagren las primicias; y entre el candor virginal de toda cosa nueva, ninguno como el niño, primicia de los hijos de los hombres entre los cuales tiene Dios sus delicias.

    La Escolanía es la oración de Guadix, la ofrenda de flores de las familias accitanas en el maravilloso jarrón de azucenas de nuestra Catedral.

    La Escolanía es arte: Siempre fue el arte compañero de la Religión. La Creación Artística humaniza la creencia abstracta d tendiendo un puente entre el sentimiento y la fe.
    Al conjuro cristalino de sus voces se estremece la infancia sepultada en nosotros, ese santuario inmaculado que permanece a pesar de nuestros pecados, que, como muy bien dice Charles Soller es la imagen de Dios en nosotros. Esas voces blancas, auténticas, alegres en su mensaje, profundas en su misterio como voces del cielo, despiertan. -Este niño que sueña dentro de nosotros el que la gracia trata continuamente de despertar para el gran día de la claridad eterna-.

    La Escolanía no es un hogar, es el complemento del hogar, en ella puede el niño moverse en esa amplitud social que no puede darle la intimidad de la familia. En la Escolanía desarrolla diversas actividades: religiosas, artísticas, patrióticas, culturales, deportivas, en una palabra el niño se siente persona importante, se sabe actor de un importante papel, el suyo, el del niño, no tiene prisa por quemar las etapas del ciclo más hermoso de su existencia y se prepara con el cultivo de las más hermosas virtudes humanas y cristianas a la alegre conquista de un estilo, una personalidad y una posición clara en su vida.

    No es invención nueva esta de las Escolanías, la Iglesia hace siglos descubrió esta maravillosa y actualísima formula. Ella, sembradora de alegrías se adelantó a todas la Angustias y a todos os existencialismos.
    (Al pie del artículo foto de la Escolanía con sus instrumentos de cuerda en el patio interior del Palacio Episcopal)

    ---------

    (Foto de un Escolar, vestido de negro, como un concertista clásico con su guitarra, y bajo ella)

    TAN DESNUDA LA VOZ

    José María López Abellán

    Qué sosegad tan honda y sosegada
    la de este rostro de niño. Qué profundo
    misterio de su mirada inabordable.
    Qué de pájaros vuelan en su frente.

    Tan desnuda tu voz, guitarra hiere
    el corazón, y el alma se acongoja
    en la extraña ternura que suspiras:
    es tu voz ansiedad, temor, anhelo.

    La sangre dolorida de tus cuerda,
    al pulsarla los dedos fugazmente,
    crece y se alza, y se mantiene en vilo.
    Y en una pena humilde se derrama.
    ---

    (Junto a una fotografía de un Escolar con partitura en las manos, y en el fondo el magnífico Órgano catedralicio)

    VOZ DE BLANCO

    Cante mi boca las alabanzas de Yavé y bendiga toda la carne su santo nombre, por los siglos, para siempre.
    Salmo 145-21.

    Como una mariposa, ha subido la voz hasta el cielo.
    Estaba la noche oscura y los hombres dormidos.
    De pronto la luz ha salido de blanco
    y ha caminado por el monte angosto.
    Así como anhela la cierva la corriente
    mi alma te anhela, Señor.
    Te busca por los caminos pardos, apagados
    con rumor de árboles secos.
    Y todo está muerto sin Ti, porque el viento arrasó toda llama.
    Tú permaneces con tus manos abiertas, sacando soles de la noche
    poniendo estrellas
    lluvias y mares en la vida.
    Y en este silencio de polvo
    a veces tu voz nos llega?
    Y tu voz sube hasta el cielo
    hecha canto de niño, alegría.
    La voz es niño vestido de blanco,
    pájaro quizá,
    hacia la Mano llama de Dios
    donde todo se abrasa.
    Ella abre sus alas en el cielo
    y va volando en las estrellas
    como un cirio encendido por la noche oscura.
    ---
    (Pie de foto de la Escolanía vestidos de blanco en el Coro de la Catedral)

    Es, canto de niño, voz blanca.
    Hace mucho tiempo, al pie de la foto de un Cartujo, leí lo siguiente:
    Parece vivo, pero no habla porque es cartujo.
    A.
    ---
    Solemnes, graves como cartujos, los alumnos de la Escolanía ocupan los sitiales del coro de la Catedral. Parecen cuerdas de plata de un arpa repujada en los asientos de los Deanes y canonjías.
    Sus voces suenan bajo las imponentes naves entonando las alabanzas de Dios. Son voces, como la de los justos que se inclinan ante el Cordero en la visión apocalíptica de San Juan.
    En el fondo de sus cánticos resuena la eterna alabanza: - Bendición, gloria, sabiduría, acción de gracias, honor, poder y fortaleza a nuestro Dios por los siglos de los siglos-
    ----

    LA RONDALLA DE LA ESCOLANÍA DIGNA DEL MEJOR ELOGIO

    Cándido Ortiz, como director y su hermano Francisco, artífices del conjunto.

    Nos hemos entrevistado con los Cándidos para rogarles nos contesten a ciertas preguntas que creemos todo Guadix leerá con sumo interés ya que el nombre de estos grandes maestros de la música, es de todos conocido y admirado.
    No necesitamos presentarles sino dejarles hablar y sobre todo oírles tocar , o mejor dejarles hablar con las dulces notas de su arte que han conseguido dar a Guadix el lenguaje más poético a sus cuevas y a sus torres.
    Me gustaría, en una noche silenciosa de verano, escuchar un concierto, entre las Almacenas de la Alcazaba a esta agrupación, creo que jamás encontrarán mejor escenario.
    Nos dirigimos directamente a Cándido Ortiz Baca, como al Director de la rondalla.

    ¿Desde cuando siente la afición por la música?
    Pues creo que desde que nací, pero cuando realmente me sentía atraído por su belleza, fue cuando siendo muy pequeño escuché por primera vez a aquella Agrupación Accitana del Centro Artístico, que tanta gloria dio a nuestro pueblo y de la que era Director el gran músico paisano nuestro D. Miguel López, para mí fue fué un reflejo de luz que iluminó mi alma.
    No fui discípulo directo de él, pero sí la semilla que él esparcía, quedó retenida en un rincón de las cuevas de Guadix. En el batallar de los años hoy brota con acento fino y suave, y se asoma el azul de nuestro cielo con un rayo de esperanza.

    ¿En su familia ha habido alguno que se distinguiera en el arte musical?
    En mi familia solamente ha habido afición, sin que ninguno de haya distinguido.

    ¿Cuántos años tenía cuando actuó con música clásica en público?
    Aproximadamente 22 años.

    ¿De las obras que hoy interpreta, cuales de ellas cree son las más difíciles de ejecución?
    En mi opinión todas las obras poco más o menos alcanzan el mismo grado de dificultad, no son más difíciles de ejecutar las fusas, que la redondas, lo que es preciso es estudiarlas, y hacer un definitivo examen en la idea de inspiración del compositor,, en sus pautas hay que hallar el momento ?sonrisa, lamento, tierra, deseos, amor ternura etc. Y con clara expresión del sentimiento, saber decirla.

    ¿El tiempo que dedica a la música supone sacrificio para Vd?
    Para mí no es un sacrificio, es un camino que se recorre por vocación, y cuando cree uno que ya se divisa la cumbre, entonces se da cuenta que el camino es infinito., en este sentido de comprensión musical se considera uno a mitad de camino entre el cielo y la tierra y por tanto más cerca de Dios, el sacrificio deja de serlo y pasa a ser un deber del alma que se complace en sí misma.

    ¿En sus actividades prevalece el fin lucrativo o el de simple gusto por el arte musical?
    Hemos actuado en Conciertos benéficos, siempre que nos han requerido, ha sido una gran satisfacción para nosotros ver las salas completas de público, en primer lugar porque sentimos el arte, y al pensar que la recaudación dedicada a tan buen obra haya sido lo más elevada posible. No buscamos el fín lucrativo pero si él viniera a nosotros, el arte tiene necesidad de ello y se vería reforzado. Estoes algo que toda persona humana debe anhelar para seguir por su senda trazada.

    ¿Cuánto tiempo lleva en la Escolanía y por qué se encuentra en ella?
    Pues justamente el día 14 de enero de 1958,y le explicaré porqué me encentro en ella: Unos días antes a esta fecha estaba yo en la Catedral y oí a los niños de la Escolanía cantar, quedé maravillado, yo pensé, que formación tan artística y espiritual la de estos ángeles, con ellos sí que lograría hacer una gran cosa: nadie pudo oírme porque no hablé pero Dios captó mi pensamiento; pasados tres o cuatro días el Rvdo. Sr. D. Carlos Ros, Director de la escolanía me mandó a llamar y ya en su despacho me propuso lo que quería, y claro, para qué decirle, intimidad, acuerdo mutuo y manos a la obra, después ratos de sufrimiento, otros de alegría y hoy, estos que yo oyera en la catedral y que no conocía, con sus pequeños dedos y sus instrumentos, son mensajeros y portadores de la expresión de nuestro sencillo pueblo.

    ¿Qué compositores son los preferidos para Vd. para los conciertos con la Escolanía?
    Siento admiración por todos los grandes compositores de la buena música, en nuestro programa figuran Mozart, Schubert, Haydn, Bocherini, Albéniz, Chapí, Serrano, Lucena, Barrios y otros; y de ellos elegimos las obras más características para la cuerda.
    El marco que Guadix ofrece con sus típicas cuevas, su carácter y paisaje, ¿qué le ofrece de especial para la música de cuerda?
    -Magnífico el marco que Guadix ofrece para la cuerda; figúrese Vd. una noche de verano un recital en la Alcazaba, vigía misteriosa de una ciudad que duerme con nuestras cuevas, alma andaluza tan llena de corazón que ha dejado estampado en sus pautas invisibles la música y poesía del día que ha terminado, y como doble fondo el anillo de Sierra Nevada en el crisol de su sensibilidad. Esto nos lo regaló Dios y nosotros todavía no lo hemos descubierto del todo.

    Damos las gracia por tan acertadas respuestas y les recordamos ese Concierto tan maravilloso que nos gustaría oír en la Alcazaba.
    A.



    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 11/12/2011 18:57h<!-- end editby -->

Ir a la página: [-10 -1] 1 - 2 - 3 ... - 14 - 15 - 16 [+1]