facebook accitanosdelaestacion.es Anuncios GOOGLE patrocina © Accitanos de la Estación ® desde 2008 ...
Hola invitado Inicio Yo viví o trabajé en la Estación de Guadix Login 20/03/2019 09:06h
           

Ir a la página: 1 - 2 [+1]

Ir Abajo
José Asenjo Sedano - Homenaje
  • Publicado: 20.01.2009, 21:06
       
    21aToPe
    rango:
    SuperMod SuperMod
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    16.12.14
    Mensajes:
    241
    He publicado un comentario en el portal web de José Asenjo Sedano que podéis leer en la siguiente dirección:

    icon_smile http://pepeasenjo.blogspot.com/2008/05/guadix-piedras-milenarias.html

    firma
  • Publicado: 22.01.2009, 12:16
       
    Acci
    rango:
    Administrador Administrador
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    29.08.16
    Mensajes:
    286
    Para quien no lo sepa, en esa página de José Asenjo hay muchos más artículos e Historias que hablan de Guadix y de nuestra Estación.

    Esta es la dirección principal:

    icon_smile http://pepeasenjo.blogspot.com/

    En su columna derecha, bajo sus datos personales y contador de visitas, podéis encontrar sus artículos clasificados por meses y años, pulsando sobre 2009 (5 artículos hasta hoy) y 2008 (79 artículos).

    Espero que os gusten. Salu2

    firma

  • Publicado: 07.03.2009, 15:09
       
    Acci
    rango:
    Administrador Administrador
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    29.08.16
    Mensajes:
    286
    Recibido mensaje:

    José Asenjo Sedano 21.01.2009

    Querido paisano Antonio Sierra:
    Autorizo a que podais reproducir en vuestro blog alguno de mis artículos citando origen, claro.
    Saludos, José Asenjo.


    firma

  • Publicado: 08.03.2009, 20:25
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513

    Evolucionismo y Creacionismo
    1).

    Soy un profundo admirador de J. Asenjo, y en estos sus artículos quedo admirado de su temple sereno en la exposición de temas tan discutidos, profundos y transcendentales donde hace brillar sus conocimientos pero con gran prudencia ante los descubrimientos de la ciencia y al mismo tiempo quedando de manifiesto su prudente humanismo cristiano. Es lo que hay que admirar en todo ser inteligente que se precie de tal, y sin fanatismo ni religioso ni cultural discurre por los diversos conceptos, a veces contradictorios, de los estudiosos, que no deben nublar la mente del que busca la verdad. El hombre por su lógica limitación se ve forzado a creer en infinidad de misterios. Y en el transcurso de su historia en crecimiento, la ciencia va descubriendo progresivamente nuevos horizontes y desecha antiguos conceptos del saber y no pocas leyes. Pero ciencia y fe si son auténticas jamás podrán estar en contradicción. La ciencia, dice Juan Pablo II, puede purificar a la religión del error y la superstición, mientras que la religión puede purificar a la ciencia de la idolatría y los falsos absolutos.
    Solo pretendo añadir algunos simples comentarios a tan eruditos estudios de este accitano, José Asenjo, ante el que me siento como un discípulo siempre en actitud de aprendizaje. Y así hoy comento algo sobre Evolucionismo y creacionismo esperando que antes se haya leído su artículo sobre el bicentenario de Charles Darwin, tan candente tema.

    Mauricio Blondet escribía en el diario italiano Avvenire
    ?El Gorbachov del darvinismo: así apodó Philip E. Jonhson (un creacionista inteligente) a Stephen Jay Gould, el paleontólogo estadounidense de Harvard que murió en mayo, enfermo de cáncer, a la edad de 6o años. Buscó mejorar un sistema irreformable, el comunismo, provocando su derrumbe final. Era uno de los más influyentes teóricos del evolucionismo del siglo XX, pero en el intento de salvarlo, quizá lo ha destruido para siempre. Porque, aunque no se sepa en Europa, el evolucionismo está contra las cuerdas en Estados Unidos, puesto en duda abiertamente cada vez por más científicos
    Gould, como paleontólogo (estudioso de los animales extinguidos) sabía muy bien el porqué. Si Darwin tuviese razón, si la evolución hubiese acontecido por pequeñas mutaciones casuales conservadas después por la selección natural, porque eran ventajosas, se deberían encontrar entre los fósiles millares de anillos de conexión: algún animal intermedio entre el hipotético mamífero terrestre que después decidió convertirse en ballena, o en progenitor de la jirafa con el cuello aún corto, capaz de llegar a las hojas de las acacias más altas. El hecho es que los anillos que faltan no se encuentran. Nunca. Es más, las especies duran, extraordinariamente estables, durante decenas de millones de años, y luego de golpe se extinguen.
    Stephen Gould inventó la teoría (los equilibrios puntuales) que buscaba salvar a Darwin, y al mismo tiempo los restos que faltaban en el campo. Las especies -confirmó- permanecen inmutables durante eras geológicas; solo que después, de golpe, se diversifican, se convierten en otra especie, en instantes tan breves en términos geológicos, que no dejan tras de sí forma alguna de transición.
    Así contaba con haber hecho callar a los creacionistas religiosos, que en Estados Unidos son legión. El hecho es que la teoría de Gould, reducida al extremo lógico, implicaba lo siguiente: un día, de una pareja de serpientes nacía un mamífero. Otro día, de una pareja de simios nació un hombre completo. En resumen, Gould evocaba no una, sino muchas creaciones milagrosas. Por esto, sus enemigos más mordaces fueron precisamente los darwinistas de cátedra, que constituyen un potente estblishment. En público, por cierto, lo alabaron. Lo dice el evolucionista John Maynard Smith: ?Gould es alguien cuyas ideas son tan confusas que no vale la pena discutirlas. Pero no es criticado públicamente, porque al menos está de nuestra parte contra los creacionistas?.
    Durante decenios, en Estados Unidos, los creacionistas se han identificado con una generación entera de científicos anti-darwinianos. Esos, que antes no osaban a hablar contra sus profesores y docentes, hoy alzan la voz, animados por la existencia de una opinión pública activamente recelosa del dogma evolucionista. Gracias a ellos, el creacionismo ya no es la simple creencia en la narración literal del Génesis: que Dios había creado el mundo en seis días. Hoy, el anti-evolucionismo se configura como una verdadera teoría científica: Intelligent design (proyecto inteligente). El nombre indica la convicción de estos jóvenes científicos: la vida es demasiado compleja, también en sus formas más primitivas para ser perfeccionada a fuerza de accidentales modificaciones. La vida es un proyecto inteligente, dicen el bioquímico antidarwinista Michael Behe (Universidad de Pensilvania), el matemático David Berlinky (Princeton), el microbiólogo alemán Siegfried Schere (Munich), cabezas de la escuela de la nueva teoría. ¿Con qué resultados? Hace días, 27 científicos ingleses han escrito una carta abierta al Ministerio competente, para aconsejar que en las escuelas no se enseñe más el darwinismo como única teoría científica?.
  • Publicado: 11.03.2009, 17:05
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    2)

    Darwin explica todo y no explica nada
    Antonio Amorín, Universidad de Oporto, en declaraciones en ?Ciencia? ABC

    ?El título de mi libro, ?Especie de los orígenes? dice, es una ironía a la teoría de Darwin ?Origen de las especies?. En cuanto a su contenido, pretendo que la gente se de cuenta de que, como humanos, buscamos siempre la esencia de las cosas y la ciencia moderna no es así. Buscar una explicación global para la evolución es un disparate, porque existen varias.
    Cuando surgió esta teoría todos los hombres cultos de la época pasaron a creer que no era necesario un creador para cada etapa, para cada momento. En contraposición a esta idea se les presenta la de la evolución como una selección natural que limpia y corrige las variaciones.
    El darwinismo es una condición ciega en la evolución de las especies porque no consigue decir lo que va a ocurrir. Sociológicamente fue muy útil pero no es una teoría científica. Todos piensan que para hablar de evolución es preciso citar a Darwin. Nadie niega la evolución en el área científica pero estamos en un punto de viraje en el que se toca el encuadramiento teórico de esta misma evolución. Es mi opinión, el darwinismo es el último estertor de una forma histótico-natural de ver la biología.
    No se trata de un error en la teoría de Darwin, porque filosóficamente hablando es una teoría muy buena, como lo fue cuando Aristóteles afirmó que todos los cuerpos tendían a ocupar su posición natural. Pero una explicación global y totalitaria desprecia la complejidad múltiple que envuelve la evolución de las especies. En aquel momento era inimaginable la transmisión de los genes y hoy se sabe que la lógica de la transmisión de las características hereditarias es lo más importante. La propuesta de una selección natural, según la cual sobreviven los más aptos, los mejores, acabamos entrando en un círculo vicioso y se convierte en una topología. Darwin defendía la existencia de un lento proceso que envolvía la selección de los mejores individuos, la modificación de las especies existentes y, a largo plazo, la aparición de otras especies. Esta explicación solo busca justificar la extinción y la sustitución de las especies. Es por ello que se trata de un modelo científico inaceptable. Para generar la diversidad actual es posible definir un mecanismo único responsable, pero el problema está en que en la genética coexisten muchos otros factores. Es decir, que lo importante está en optimizar cosas que son de por sí contradictorias. El número de combinatorias es tan excesivamente elevado que aunque nuestra especie durase hasta la extinción del Sol no tendríamos tiempo de ensayar todas las combinaciones ya existentes. Cuando Darwin presentó su idea se pensaba que las características hereditarias se mezclaban unas con otras y que los hombres eran el resultado de esas mezclas. Ahora la genética tiene unas reglas fijas y sabemos que la realidad es otra muy diferente. Es normal que sus contemporáneos dudasen de su teoría en lo referente a su aplicación a la selección natural de los individuos. Debemos mirar la evolución como el resultado complejo de distintas disciplinas. No es posible tener un modelo único explicativo porque así como para los humanos la noción de especies sexuales nos parece muy simple no lo es tanto cuando hablamos de las bacterias. Para mí el aislamiento reproductor es esencial en la especialización. Dicho aislamiento permite crear una barrera reproductora cualquiera a partir de la cual puede hablarse de la diversidad de las especies. Para Darwin, por el contrario, existen unos individuos mejores que otros, que se reproducen más y mejor y van destruyendo a los más débiles. Así llegan los cambios y se habla de distintas especies. La evolución existe. Tenemos el gran desafío de explicar la diversidad usando los medios técnicos y científicos de nuestra época. Fragilizamos el hecho obvio de la existencia de la evolución cuando tenemos un modelo que no nos es válido?

  • Publicado: 16.03.2009, 10:48
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    Y -3)

    PROYECTO INTELIGENTE

    Imaginemos que la ciencia en sus diversas teorías llega a descubrir todos los eslabones suficientes para una demostración de la cada día más enigmática teoría darwiniana en algunos aspectos. ¿No quedaría más confirmada una Sabiduría Ordenadora de la vida y el Cosmos llegando a descubrir que ?la tierra era soledad y caos y las tinieblas cubrían el abismo pero el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas? Gen. 1,1,2
    Admiremos la ciencia, pero admitamos que esta puede proponer verdades como dogmas cuando pasado el tiempo resulta que no son ?exactamente? tales.
    Aún más, concedamos de nuevo que algún día la ciencia, en algún satélite, llegue a conocer cómo nació el primer organismo vivo, y de ahí que las moléculas orgánicas hayan podido evolucionar para formar sistemas complejos que adquieran funciones de crecimiento, reproducción y evolución.
    Pero, siempre surge la pregunta. ¿Quien puso toda esa potencialidad ordenadísima en la materia y en los genes?
    La ciencia no explica cómo la materia combinada produzca la vida, o pensamiento consciente.
    Stephen Hauwking dice que, en una bolita millones de veces más pequeña que la cabeza de un alfiler estaba toda la energía y, de su explosión surgieron las galaxias que aún hoy siguen en expansión. Si el Bing-Bang es origen de la existencia, aquella bolita tuvo que tener también un origen.
    Quien no acepte el ?misterio? de un Absoluto, tiene que aceptar el ?misterio? de un Principio.
    La negación de un Principio Inteligente de origen, es la negación de toda lógica racional.
    Luchar con la ciencia contra Dios es esnobismo acientífico, racionalmente inaceptable. Y aunque el hombre llegue a dominar aún las órbitas de algunos gigantescos astros del espacio, siempre estará ante una fuerza sabiamente organizadora de todo el cosmos y de las perfectísimas combinaciones químicas de lo que es ?la vida?, en cada órgano animal, y más humano.

    PREGUNTAS SIN MÉTODO POÉTICO

    ¿Somos caminantes
    que surgieron de la nada?
    ¿Serán los brotes del peral
    nacidos del azar?

    ¿Puede un árbol nacer
    sin raíces en tierra y sin agua y sin sabia
    que le haga crecer?

    ¿Y de donde y cómo surgió la semilla diversa,
    la raíz y el tallo, la flor y floresta
    y el fruto
    para que ya, otro árbol
    así semilla tuviera?

    ¿Somos peces que en agua nadaran
    sin que ese pez
    de un alga emanara?

    Y
    ¿al alga quien su ser le prestó
    y organizó
    para tan complicadísima
    evolución
    en planta, vida
    pez,
    hombre con alma
    razón y
    aún creyéndose Dios?

    ¿Y el agua ella sola emanó
    sin fuente y sin causa alguna
    que tal cantidad equilibrada
    de químicos elementos
    y, con tal calidad,
    la vida formara?


    Son algunas incógnitas
    que a pesar de tiempo,.
    espacio, azar
    y ante miles de millones
    de posibles combinaciones,
    cualquiera puede pensar
    que se acertara por casualidad
    con tan perfecta variedad.

    Cualquiera entiende
    que la materia sola no es principio
    de vida consciente

    Y menos se entiende
    tanta sabiduría en el azar
    para tal maravilla inteligente
    y científica organizar
    con átomos, células, genes,
    semillas polinizadas
    ovarios y sémenes.

    Pues primero, estos elementos
    hay que aislar,
    después darle potencialidad
    para todo un complicadísimo
    cuerpo, aun con alma inteligente
    perfeccionar.

    Nosotros, el árbol, la fuente, el peral,
    el pez y el mar, no somos del azar,
    solo somos,
    en manos de una Sabiduría
    su material.

    Alguien,
    no algo
    fue el Hacedor de obra excelsa
    y de tan fantástica
    y ordenadísima
    belleza.

    Es desvarío de Adán
    no reconocer al Creador
    y buscar solo en el árbol de la mente
    el fruto dañíno y envenenado
    de rebelión.

  • Publicado: 15.05.2009, 18:35
       
    21aToPe
    rango:
    SuperMod SuperMod
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    16.12.14
    Mensajes:
    241
    jueves, 16 marzo 1978

    Barcelona: Presentación del Premio Nadal-77

    «Una novela sin rencor y sin ira


    «La guerra vista desde los ojos atónitos de un niño. Esto ¡es mi novela», ha afirmado José Asenjo Sedaño, en la presentación de su libro Premio Nadal 1977, en un acto que tuvo lugar en la tarde de ayer, organizado por ia. Editorial Destino, la asociación «DON-NA» Prisma Cultural y la dirección de «Terraza Marti n¡». El acto fue presentado por el profesor
    Antonio ViJanova, que puso de relieve el significado de la novela de Asenjo Sedaño dentro de-i contexto novelístico actual y dentro del panorama dé libros en torno a la guerra española. «La obra no es partidista; es una visión poética, escrita sin rencor y sin ira, como ha afirmado en varias ocasiones su propio autor.»

    Asenjo Sedaño ha presentado su libro con esa espontaneidad fresca que tienen todas las páginas de «Conversaciones sobre Ja guerra».. «Inicié mi andadura literaria en mi pueblo, Guadix, desde donde he contemplado, sin comprender nada, los azares de ¡la guerra.» El autor' mira aquellos años con ojos limpios. «Son años de historia, desde luego; hoy queremos hacer borrón y cuenta nueva de aquellos días. Estamos en una perspectiva nueva en la que no conviene abrir de nuevo viejas heridas. Pero esa historia es parte de la nuestra y no podemos verla como la batalla de Clavijo o la de Lepanto. Lo que he querido poner de relieve en mi novela son los valores humanos que se esconden detrás del drama de aquellos días. Creo que interesa hoy más el hombre que los partidos.»

    El autor nos aseguraba:
    ?«Si hoy empezara mi libro, creo que lo escribiría exactamente igual. Yo no podría hacer otro libro, porque eso es lo qué yo he vivido.»
    ?«La idea de escribir estas Conversaciones es muy vieja., de hace veinte años. Pero nunca encontraba cómo plasmarla. Hasta que un día comprendí que no había otra forma que yo pudiera elegir sino como yo lo había vivido.»
    ?«Estoy convencido que ha sido en los pueblos, en los pequeños pueblos, donde se ha vivido lo más interesante y más real de aquella guerra. Por lo demás, creo que el tema de la guerra sigue siendo tentador y que aún aparecerán más relatos sobre el tema en el panorama literario de España.

    firma
  • Publicado: 14.08.2009, 21:42
       
    Acci
    rango:
    Administrador Administrador
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    29.08.16
    Mensajes:
    286


    BIOGRAFÍA (Guadix, 12.04.1930 - Almería, 12.08.2009)



    A los seis años, estallada la Guerra, se mudó con su familia a la cercana localidad de Alcudia. Su obra, en gran medida, puede calificarse de "foto-fija" de tal conflicto fratricida, pues a ella debe el núcleo más consistente y germinal de su narrativa desde la mirada del niño que por entonces era. Y es ésta una de las características fundamentales de su visión, que revela hasta qué punto marcaron aquellos acontecimientos su sensibilidad infantil. Retornado al barrio Latino de Guadix, concluidos, luego, sus estudios, que alterna con lecturas propias de su aprendizaje de escritor, se matricula en Derecho, en la Universidad de Granada, como alumno libre. Una estancia en Madrid, en cumplimiento del Servicio Militar, le sirve para asistir a las clases que impartía su paisano Juan Aparicio en la Escuela Oficial de Periodismo, fundador de la misma y personaje de gran relieve político de entonces. De nuevo en Guadix, afianza su vocación literaria con la creación, junto a su hermano Carlos, historiador, y otros amigos, de la tertulia "El sombrero de tres picos", plataforma desde la cual se suceden numerosos actos culturales escribiendo, entre tanto, diversos artículos en los periódicos de la Estación "Amanecer" y "Alhorí" entre 1959 y 1960, fecha en la que marcha a Cádiz, donde ejerce su profesión de abogacía, ingresando, cuatro años más tarde, en el Instituto Social de la Marina, como funcionario. En esta ciudad permanece hasta que, en 1977, es destinado a la Delegación del mismo organismo en Almería, llegándole aquel mismo año el mayor reconocimiento de su vida literaria, la concesión del premio Nadal por su novela Conversaciones sobre la guerra. En Almería, donde a la sazón reside, ha recibido numerosas distinciones, como la concesión del Escudo de Oro de la ciudad en 1978, y el otorgamiento de su nombre a una plaza pública en 1996. En su ciudad natal, la Biblioteca Pública lleva, asimismo, su nombre.

    Su obra abarca géneros de novela, relato, poesía y artículos periodísticos, pudiéndosela calificar de copiosa, y corresponde a ámbitos geográficos de su acción temática la clasificación más pertinente. Así, en su área de influencia por paisaje y paisanaje, a Guadix corresponden las novelas Los guerreros (Barcelona, 1970), Crónica (Barcelona, 1974), El ovni (Barcelona, 1976), Conversación sobre la Guerra (Barcelona, 1977) y Eran los días largos (Barcelona, 1982); a Granada, las novelas Joan de Dios (Granada, 1988) y Memoria de Valerio (Madrid, 1999), además de Yo, Granada (Granada, 1979), de prosa poética; a Cádiz, las novelas El año de los tiros (Granada, 1990), Papá César, el último naviero (Sevilla, 1992) y El cementerio inglés (Almería, 2007), así como los relatos largos Gadeira y Ana Emérita Kerkrade (ambos de 1983, incluidos en Indalecio el Gato) y el libro de poemas Arte menor (Granada, 1981), mientras que a Almería se adscriben la novela Oeste (Almería, 2003) y las novelas cortas Indalecio el Gato (Barcelona, 1983), Mayo del 93 (Almería, 1995) y La casa número seis (Almería, 2008), publicada exclusivamente en su BLog de Internet en febrero de 2009.

    Mención aparte merecen los libros de evocación paisajística y humana Impresiones, recuerdos de un paisaje (Sevilla, 1973) y Vuelo de zancudas (Almería, 1988), estampas líricas de las Andalucías Alta y Baja, respectivamente. Y los libros de relatos cortos Historias del exilio (Almería, 1995) y Cuentos meridianos (Almería, 1999); en tanto que Penélope y el mar (Granada, 1978) agavilla el relato que le confiere título, como otros dos más, Relato azul y Trafalgar, junto a artículos diversos. El mirador de San Fandila (Guadix, 2001), por último, es una miscelánea de corte periodístico que reúne recuerdos de Guadix, Granada, Cádiz y Almería, artículos diversos sobre pintura y comentarios literarios.

    Paisaje y paisanaje, en definitiva. En cuanto al paisaje, conviene expresar que su actitud no es ornamentalista ni evasiva; el paisaje, antes bien, es para él una vivencia, y así en sus novelas se nos revela: exactamente como un acontecimiento más de la trama, evidenciadora de historia o de idiosincrasia colectiva. Referente al paisanaje, destaca su capacidad de observación, proclive a plasmar el retrato con cuatro trazos marcadísimos, inolvidables, con la rara cualidad de que tales epopeyas se nos manifiestan luego amplificadas en sus rasgos distintivos mediante los diálogos, sistematizados conforme al patrón psicológico que los personajes representan. Pero la habilidad suprema de las dotes psicológicas del autor se proyecta preferentemente en personajes más bien desvalidos o sin ventura, así como algo anómalos, indeleblemente marcados por la soledad: ancianas persuasivas, niños desasistidos, hombres de pasado incierto, impetuosos o silentes, que se resisten a olvidar, mujeres delicadas que viven aún en el rescoldo de una pasión única; sinuosidad, intensidad, intimidad. La emoción de los recuerdos, como eje vertebrador de su mundo literario. La resignada elegancia de quien sabe que todo cuanto pasa por el corazón es definitivo. Entrar en las novelas de Asenjo Sedano es penetrar en una densa atmósfera sensitiva, donde sabemos que algo acaba de ocurrir, que se nos desvelará en su momento, de forma dosificada; o bien, por determinados síntomas, no por imperceptibles menos patentes, que algo puede ocurrir inminentemente; algo que transmuta el rumbo argumental.

    Morosidad, hondura y misterio son tres de los rasgos distintivos de la siempre emotiva obra de este escritor, el más relevante nacido en Guadix desde Pedro Antonio de Alarcón. Una honda palpitación de los seres y las cosas infunde a su obra la atmósfera de intimidad, densa de sugerencias y presagios, que le es característica, en consecuencia con una vida que él ha procurado retirada y lejana a todo brillo social.

    Ha escrito las novelas Los guerreros (1970), Crónica (1974), El ovni (1976), Conversación sobre la Guerra (1977), Eran los días largos (1982), Joan de Dios (1988), El año de los tiros (1990), Papá César, el último naviero (1992), Memoria de Valero (1999), Oeste (2004) y El cementerio inglés (2007). Entre sus novelas cortas destacan las tituladas Indalecio el Gato (1983) e Indalecio el gato y Mayo del 93 (1995). También, los relatos Penélope y el mar (1978), Historias del exilio (1995) y Cuentos meridianos (1999); y la prosa poética Impresiones, recuerdos de un paisaje (1973), Yo, Granada (1978) y Vuelo de zancudas (1988). De poesía ha publicado Arte menor (1981), además de los artículos periodísticos El mirador de San Fandila (2001).


    firma

  • Publicado: 14.08.2009, 22:54
       
    Acci
    rango:
    Administrador Administrador
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    29.08.16
    Mensajes:
    286
    El día 12 de Febrero, 4 días despues de terminar su última novela, dejó de escribir en su Blog, en menos de 4 meses falleció Adela, su Esposa, y un día 12 tal el que nació nos dejó, justo a los 6 meses de dejar de escribir.

    Como no sabemos si sus hijos cerrarán su Blog y dejariamos de tener sus últimos escritos, los he descargado completos y en la continuación del Homenaje los iré poniendo a vuestra disposición.

    Y como tampoco sabemos si dejarían de ser públicas, estas últimas obras las publicaré como "Documentos" de manera que solo son accesibles a los "Accitanos de la Estación" acreditados como tales.

    Podreís leer todos los Artículos en la Categoría creada al efecto para D. José Asenjo Sedano.

    Como homenaje os invito a leer su última obra que fue publicada entre los días 4 de Enero y 8 de Febrero de 2009 en su Blog personal.

    La tenéis en 14 Capítulos a través de 8 entregas, o completa para leerla de un tirón (en 3 horas, ¡ lista !).

    Os recomiendo encarecidamente la lectura de esta, su última novela. Os llevará a los alrededores de la Catedral. ¡Que la disfrutéis!

    icon_smile LA CASA NÚMERO SEIS (Novela por entregas)



    Para muestra un botón o, dos ...

    LA CASA NÚMERO SEIS... También se llevó la guerra y la posguerra cientos de gatos cazados en noches oscuras, gatos que fueron decapitados al relente, guisados al ajillo en grandes perolas de arcilla. Gato por liebre. ¿Cuántos gatos se perdieron en la contienda? Nunca lo sabremos. Habría que contar muchas cabezas. Nosotros solo sabemos que nuestro gato negro gigante desapareció en una de esas cacerías y que sirvió la mesa y el jolgorio de muchos ...

    ... Todo el pueblo engalanado se lanzó a la calle para ver con sus ojos a este nuevo pastor que venía a ocupar el solio de un mártir, don Manuel, un obispo ejecutado en agosto en Almería, frente al mar, 1936, junto con el obispo local y más clérigos. La noche de aquel verano se incendió de fuego y los cuerpos de los mártires asesinados fueron prendidos en llamas, como hogueras vivas. ...


    Tambien os la podeis descargar para tenerla en vuestro ordenador:

    icon_smile Descarga de "LA CASA NÚMERO SEIS"



    firma

  • Publicado: 15.08.2009, 18:27
     
    ASandy
    rango:
    Colaborador/a Colaborador/a
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    13.04.14
    Mensajes:
    513
    RECUERDO DE JOSÉ ASENJO SEDANO

    Hace solo cuatro meses que recordábamos los versos sonoros de J. Asenjo uniéndonos con ellos al dolor de la pérdida de su esposa.
    Hoy, los volvemos a traer para ver en ellos que ya se ha hecho él junto a ella, silencio en sonora soledad:
    Me vine solo silencio
    Desnudándome palabras.

    Me vine silencio solo
    Descalzándome del alba.
    ---
    Y J. Asenjo se hizo tarde:

    La tarde roja cometa
    tan sola estaba conmigo,
    que por ir soltando tarde
    me fui desangrando vivo.

    Tan sola estaba la tarde
    que en el cielo se deshizo.
    ---

    Pero J. Asenjo no era:

    Mano sin mano serena;
    yerta, sin palabras, muda....no, su mano sigue viva en sus numerosos libros y escritos haciéndo realidad que el mejor amigo para el sereno coloquio, siempre es un libro.

    ----

    Tres poemas de J. Asenjo publicados en ALOHORÍ- Agosto-1960

    (Ante la muerte de su esposa en estos días de Mayo de 2009, viene bien traer y meditar estos sus versos para unirnos en oración de silencio trascendente a su silencio humano).

    ¡Qué silencio tan silencio!
    --
    Y el aire sembró mi vida
    De tilos negros sin agua.
    ---
    Cogidita de la mano,
    soñando verde contigo,
    ---
    Era una mano de niña
    muerta. Una mano de luna
    ---

    SILENCIO

    Me vine solo silencio
    Desnudándome palabras,
    Y el aire sembró mi vida
    De tilos negros sin agua.

    ¡Qué silencio tan silencio
    cuando la vida se para
    y va dejando en los ojos
    la luz perdida sin alas!

    Me vine silencio solo
    Descalzándome del alba,
    Y el viento llenó mis manos
    De vidrios de luna pálida.

    Me vine desde tan lejos
    Que me angustia la palabra.


    TARDE

    Entre los chopos del cielo
    la tarde pasaba el río.

    Cogidita de la mano,
    soñando verde contigo,
    la tarde verde soñaba?

    Soñaba que yo era un niño.
    Que tenía veinte luceros
    y el mar azul era mío.
    El mar azul, era tuyo.
    Y yo guardaba las olas
    y sembraba mi castillo.
    Un castillo, de los dos,
    de espuma y sol de camino.

    La tarde verde soñaba
    descalzándose el vestido.
    La tarde, roja cometa
    tan sola estaba conmigo,
    que por ir soltando tarde
    me fui desangrando vivo.

    Tan sola estaba la tarde
    que en el cielo se deshizo.


    MANO

    Era una mano de niña
    muerta. Una mano de luna
    sin pañuelo y sin espera;
    de luna llena de blanco
    caminando por el mar.

    Una mano medio niña,
    medio concha, medio agua
    sin ribera; medio vida,
    casi barca. Una mano
    dibujada. ¡tan callada!

    Mano sin mano serena;
    yerta, sin palabras, muda
    mano de niña muerta.


    <!-- editby -->

    editado por: ASandy, 15/08/2009 19:33h<!-- end editby -->
  • Publicado: 15.08.2009, 20:02
       
    21aToPe
    rango:
    SuperMod SuperMod
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    16.12.14
    Mensajes:
    241
    Carlos Espinar - 15.08.2009

    D. Jose Asenjo Sedano
    Qué se puede decir cuando se seca la garganta, cuando una sensación de pérdida se abate sobre tí. Tal vez mejor callar, pero yo quiero, al menos, lanzar una pequeña señal de luz al cielo.

    Siempre me ha gustado la literatura, ese mundo incógnito de sentimientos, de imágenes, de luz que tan sólo se logran con la palabra escrita, con la letra se hacen sentir cosas que ni en el cine, ni en la vida, tan solo entre los libros se alcanza la plenitud, porque no te lo cuentan, tienes que vivirlo mientras lo lees.

    No, tal vez exagero, no ha sido siempre, fué desde que le conocí... bueno, a él no, a su hijo. Os cuento la historia... yo me quedaba a comer en el colegio, colegio de patios grandes y ruidos de balón y de campanas, entre las 2 y las 5 aquellas horas muchas veces se hacían muy largas, y silenciosos los juegos. Pero un día ocurrió algo especial, que cambió mi percepción de las cosas, diréis que vaya tontería, pero si es verdad que me hizo mirar de otra forma el mundo que me rodeaba. Un día llegó a mi colegio, a ese colegio de patio cubierto y árboles en las esquinas, un niño que alguién me dijo que su padre había ganado un premio muy importante de literatura. Y sin querer nos conocimos. Y en ese momento empecé a escribir, y hasta ahora.

    Quién era aquel niño, su hijo, buena gente, apenas le recuerdo, unas gafas y el pelo rizado, las esculturas que te deja el tiempo en la memoria. Y siempre a quien tuve en mente fue a su padre.

    Y un día lo conocí.

    Me lo presentaron en el Centro de la Tercera Edad donde hacía mi Objeción de Conciencia, allí tuve la suerte de verlo varias veces, pocas para lo que a mi me hubiera gustado, para conocerle mejor, para que me enseñara. Pero me dió tiempo a conocerlo un poco, a conocer su humildad, su bondad, su sabiduría de halcón viajero, sus manos peregrinas que viajan poco y saben mucho. En esos días de conversaciones diluidas en el café, me quiso regalar un libro de relatos que acababa de publicar:"Historias del Exilio"; por supuesto lo devoré con fruición, cada una de sus páginas, de sus puntos y aparte.

    Después de aquellos días no volví a verlo, y no supe nada más de él excepto cuando publicaba algún libro, hasta ésta semana, que una compañera me comentó que había conocido a un gran escritor, que le había acompañado, le había escuchado, y había tenido la misma sensación de paz, de armonía que yo también conocí. Por supuesto, estaba hablando de él. Ella trabaja en un programa de Cruz Roja y se dedica a acompañar a personas que se están muriendo y a sus familias en sus últimos días. Duro trabajo. Y ésta vez le había tocado a él.

    Sí, el otro día me contó que había muerto, que se lo habían llevado los hados a cantar las epopeyas de los Dioses Griegos, de los Vellocinos de oro, a recitar poemas a escribir sueños.

    Hoy, se me ha ocurrido buscar su nombre en Internet y he descubierto que tenía un blog, donde escribía poemas, o capítulos de un libro por entregas, o historias de su vida, lástima que no lo hubiera conocido antes, me hubiera gustado escribirle, y decirle lo importante que fué para mí su llegada a Almería, y que su hijo fuera a mi colegio, y que se quedara a comer en el comedor, hay que ver las casualidades que te proporciona a veces el mundo. Pero si no alzas la mano puede ser que no las aproveches. Aquí os pongo uno de sus poemas, titulado LLUVIA, pùblicado el Viernes 7 de Noviembre de 2008:

    LLUVIA

    Si el agua es lluvia en su remanso,
    ¿qué es la nube cuando vuela?
    ¿Qué son las aves
    que el sol naciente hiere y sangra?

    ¿Son alcores o son el pálpito
    del olmo cuando gime?
    ¿Vive el agua en el otoño
    o es espejo que el viento apaga?

    Sigo absorto el vuelo sideral
    que el viento agita
    y me siento nada
    mientras vuelo.

    Brillan los ojos silentes de la luna
    rielando su estúpida mirada.
    Reloj sin horas, sepulcral espera
    que agota y mengua y acaba mientras espero.

    La luna lapida la noche en agonía,
    lluvia helada, mudez que habla
    y anhela salir callada de su espera...

    Todo es frío y polvo
    que vuela veloz hasta la orilla.

    La vida es breve, ave que transmigra
    y posa esperas en la torre extinta que vigila.
    El salto final, es el espacio.

    Desde éstas líneas he querido rendir mi humilde recuerdo y respeto a la figura y a la persona de D. José Asenjo Sedano, hombre, padre, abuelo y sabio alquimista de las letras.

    Descansa en Paz, entre los olmos, entre las nubes, en el Cielo.



    Carlos Espinar

    Me gusta leer y viajar, creo que son dos maneras de evadirse o tal vez de descubrir. Falta tiempo, como para todo, por eso ahora me dedico a leer y a escribir, que son otras formas de vivir.

    firma
  • Publicado: 19.08.2009, 09:23
       
    21aToPe
    rango:
    SuperMod SuperMod
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    16.12.14
    Mensajes:
    241
    Añadidos a icon_smile "Documentos" los artículos de José Asenjo publicados en su BLog personal en Marzo de 2008. Salu2

    firma
  • Publicado: 23.08.2009, 22:52
       
    Acci
    rango:
    Administrador Administrador
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    29.08.16
    Mensajes:
    286
    Añadidos a icon_smile "Documentos" los artículos de José Asenjo publicados en su BLog personal en Abril de 2008. Salu2


    firma

  • Publicado: 25.08.2009, 15:34
       
    Acci
    rango:
    Administrador Administrador
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    29.08.16
    Mensajes:
    286
    Añadidos a icon_smile "Documentos" los artículos de José Asenjo publicados en su BLog personal en Mayo de 2008. Salu2

    firma

  • Publicado: 29.08.2009, 09:33
       
    21aToPe
    rango:
    SuperMod SuperMod
    Registrado desde:
     mayo 2008
    Estado:
    desconectado
    última visita:
    16.12.14
    Mensajes:
    241
    Añadidos a icon_smile "Documentos" los artículos de José Asenjo publicados en su BLog personal en Junio de 2008. Salu2

    juan josé ceba

    Pepe Asenjo ha sido una persona y escritor de una inmensa valía. Sus obras han de ser reeditadas, como el recuerdo vivo y emocionado a su memoria. Muy cerca de la Puerta Purchena, una plaza lleva su nombre. Granada, Guadix -su hermosa ciudad- y Cádiz, donde vivió, trabajó y escribió novelas excepcionales han de recordarle con la categoría de su vida y obra. Desde el Cantábrico, recuerdo conmovido a este hombre de mares y páginas impresionantes. Un andaluz irrepetible que está aquí en el alma.



    JUAN JOSÉ CEBA

    Juan José Ceba (Albox, 1951) y reside en Almería. Como poeta ha publicado los libros: Poemas, Anclados..., Huye el sur, Dunas y Claridad, del que hemos seleccionado los tres siguientes textos; En prosa ha editado La selva de los rostros, Instantes de paz en la guerra y Sólo el misterio.


    firma

Ir a la página: 1 - 2 [+1]